Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Sinaloa

Niños Ganac disfrutan de divertida posada navideña

La fundación tiene 22 años haciendo posible la celebración para niños en tratamiento contra cáncer

Por: Yamileth Zamudio García

Niños Ganac disfrutan de divertida posada navideña(Foto: El Debatev)

Niños Ganac disfrutan de divertida posada navideña | Foto: El Debatev

Culiacán, Sinaloa.- Emoción, alegría y mucha diversión pudieron disfrutar niños apoyados por la fundación Grupo Amigos de Niños Afectados de Cáncer (Ganac), en la tradicional posada que años con año les celebran.

Con una gran sonrisa, Leydi celebró su fiesta, a pesar de que hace cuatro años le diagnosticaron leucemia linfoblástica aguda. Bailando y disfrutando de las “pintacaritas” y música que tenían en la posada, Leydi se desplazaba por todo el lugar sin complicaciones, y por un momento se olvidó de la enfermedad que la aqueja.

Alegría

Ella siempre ha sido una niña fuerte y alegre, comentó Alma Angélica Camacho Miranda, madre de la pequeña.

Ganac ha apoyado a esta familia originaria de San Javier, Choix, con transporte, tratamientos, terapias y en todo lo que necesitaran para que Leydi pudiera disfrutar como lo hizo ayer. 

La señora iba y venía con sus hija desde su pueblo, teniendo que descuidar a sus otros hijos que dejaba allá, hasta que la familia tomó la decisión de quedarse en Culiacán para facilitar las cosas y desde entonces están rentando en la Ciudad.

La menor de 10 años tuvo una recaída hace un tiempo donde su sistema nervioso se vio afectado, por lo que su tratamiento tuvo que cambiar, pero gracias a sus tratamientos y con la ayuda de Ganac, han sabido manejar la enfermedad.

Día a día es mi fuerza, mi motor, lo que hace que me despierte y por lo que lucho todos los días porque si ella puede yo estaré fuerte para ella 

Voluntarios

Durante 22 años, Ganac ha organizado este evento para que los niños tengan un día lleno de alegría y puedan olvidarse un poco que están en tratamiento y de la pesada rutina que llevan a causa de su enfermedad.

Para lograr la posada navideña, 18 empresas y ocho personas físicas entregaron donativos en especie, 300 personas apadrinaron con más de 600 regalos que beneficiaron a 300 niños y jóvenes que forman parte de la fundación. Sin duda, los niños pasaron un gran día disfrutando de sus regalos, música, “pinta caritas”, juegos y una gran piñata.

Emocionados al ver llegar a la porra de Tomateros, las mascotas el Chango y Pollo, la Policía Federal, el shows de baile, botargas de personajes del agrado de los niños, y lo que no podía faltar fue la llegada de Santa Claus.

En esta nota: