Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Sinaloa

Un estilo de vida precario influye en narcocultura de los jóvenes

José Manuel Valenzuela Arce disertó la conferencia ‘Violencia, narcocultura y mística popular’ en el quinto Coloquio Internacional sobre Violencia, organizado por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Sinaloa

Por: Francisca Martínez

Un estilo de vida precario influye en narcocultura de los jóvenes(Foto: Wikimedia Commons)

Un estilo de vida precario influye en narcocultura de los jóvenes | Foto: Wikimedia Commons

Culiacán, Sinaloa.- La violencia y la narcocultura son referentes importantes en la definición del sentido y significado de vida y muerte de millones de personas, señaló José Manuel Valenzuela Arce.

El doctor en Ciencias Sociales, con especialidad en Sociología por El Colegio de México, indicó que este fenómeno persiste especialmente en los jóvenes, ya que son quienes observan con desencanto el cierre de las opciones, desde las cuales podrían generar proyectos viables de vida

Limitaciones

Frente a estas limitaciones aparecen figuras reconocibles que deberían percibirse como alertas ante las limitaciones del proyecto de vida de cada persona.

Foto: Cristina Félix / El Debate

“En nuestro estado, por ejemplo, Jesús Malverde, llamado el bandido generoso, o bien, el santo de los narcos, como también se le conoce, propicia la construcción y los hacen llamar héroes populares, arraigando y construyendo una cultura desde que la persona nace”.

“Como sociedad, tenemos una deuda muy grande con las y los jóvenes particularmente porque son quienes más han sufrido los proceso de precarización”.

El investigador añadió que no solo en nuestro estado predomina esta cultura, sino que es un fenómeno  extendido en cada rincón de México, al ser un país que vive en condiciones de pobreza y donde 6 de cada 10 empleos que se generan terminan con la informalidad, que colinda con la ilegalidad de manera clara. Mientras que los ejes entre los cuales los jóvenes construyen su proyecto de vida son precarios.

Estilo de vida

Valenzuela Arce destacó que al tener un estilo de vida precario, el narco se convierte en un estilo de vida generando los “tonas”, es decir, una persona que decide jugarse el todo o nada, no están dispuestos a asumir de manera pasiva la falta de opciones y deciden que “más vale una hora de rey que una vida de buey”.

Y es cuando comienza el riesgo, ya que tienen que jugarse la vida, y no es que desconozcan los peligros que encierra el ser sicario, lo conocen, sin embargo, asumen costos y riesgos; sin embargo, más se cierran los canales formales para la generación de proyectos de vida.

Mensaje

El también miembro del Sistema Nacional de Investigación explicó que a los jóvenes, más que aconsejarlos, se les tiene que escuchar.

Los jóvenes necesitan que los escuchemos, no que les demos más consejos, les hemos dado demasiado consejos. Debemos cambiar las condiciones realmente y juntos tenemos que construir otro  tipo de proyectos

En esta nota:
  • Sinaloa
  • Marginación
  • Narcocultura
  • Jóvenes