Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Sinaloa

Mal pagados y mal empleados, la "marca registrada" de los millennials

Los trabajos sin prestaciones sociales y donde «hacen de todo» son  características que comparten jóvenes de esta generación

Por: Gerardo Jimenez

Foto ilustrativa Pixnio

Foto ilustrativa Pixnio

Sinaloa.- Son jóvenes preparados, con conocimientos de herramientas tecnológicas y expertos en redes sociales, sin embargo, al entrar al mercado laboral no ganan lo suficiente para vivir; en ocasiones, ni siquiera para «medio vivir».

La investigación realizada por la Fundación Reinventando México señaló que «los millennials son el grupo de trabajadores más vulnerable de México». Sobre el particular, la situación también se extrapola a Sinaloa, de acuerdo con diversos jóvenes entrevistados.

Josué Oswaldo Elizalde Rodríguez, un millennial de 22 años y quien se desempeña como comunity manager, también opinó que aunque esta sea la era digital, hay pocas oportunidades para los millennials.

El problema es tanto de los que contratan como de tus jefes, porque te piden un perfil, pero al final te ocupan para otro, mejor dicho, para muchos otros

Josué señala que aunque hay excepciones, las empresas en Sinaloa tienen esquemas de trabajo que limitan el potencial de los jóvenes:

Les asignan una silla, una computadora, un horario, una hora de comer y de salir, una tarea específica, y de ahí no pasa

Yubia Flores, que también es millennial  y ha sido freelance, aseguró que «paradójicamente nos afectan mucho las nuevas ideas y pensamientos que tenemos de querer un empleo diferente a los que hay en la actualidad, de no querer estar encerrados en una oficina, de no tener una vida “godín” cumpliendo un horario, estar trabajando para alguien».

«En cuanto a profesionistas, somos el sector más vulnerable porque nos tocó el auge de las licenciaturas, de todo tipo; además, los que nos enfocamos al área de la comunicación, diseño y publicidad nos topamos con que hay demasiada gente», refirió Johnatan Azbat Carrillo, también freelance.

Respecto a las carreras, la Encuesta Nacional de Egresados (https://goo.gl/fR7M2A), en la que participaron  12 mil 869 personas, registró que de las disciplinas más solicitadas en las universidades públicas y privadas son: ingeniería industrial, ingeniería en sistemas, derecho, sicología, negocios y administración, medicina, comunicación y contabilidad.

Muchos egresos, muchas labores

Reinventando México publicó que en el país son los millennials —jóvenes entre los 22 y 37 años de edad— son el sector que tiene menos percepciones.

Refirió que el «52 por ciento sobrevive con un salario bajo la línea de bienestar y muchos de ellos no cuentan con ningún tipo de seguridad social».

El informe señala que los millennials ganan menos que la generación de sus padres. Citando al Inegi, indicó que el 11.1 por ciento de los jóvenes no supera los 2 mil 400 pesos de salario mensual, mientras que el 29.4 por ciento percibe entre 2 mil 401 y 4 mil 802 pesos, y el 23.8 por ciento de 4 mil 803 pesos a los 7 mil 203.

Los segmentos más afortunados son el 13 por ciento, que gana hasta 12 mil pesos y apenas un 4.4 que supera esa cifra de ingresos mensuales

Al respecto, la Encuesta Nacional de Egresados indicó que sobre las expectativas del primer sueldo, casi la mitad de los egresados (49 por ciento) respondió que su primer salario era menor a lo esperado, 39 por ciento afirmó que ese sueldo era lo que esperaba ganar, y únicamente 12 por ciento considera que su ingreso fue superior a lo esperado.

El estudio explica que los ingresos mayores a 15 mil pesos mensuales pertenecen al área de salud (11 por ciento), seguido de ingeniería, manufactura y construcción (8 por ciento). 

En el rango entre los 8 mil y 15 mil, salud (25 por ciento) e ingeniería, manufactura y construcción (28 por ciento) también encabezan los porcentajes mayores. Los ingresos menores a 3 mil pesos mensuales los reportan en mayor medida los egresados de artes y humanidades y agronomía así como veterinaria (34 por ciento en ambos casos).

Faltan oportunidades

Azbat Carrillo es freelance desde hace más de cinco años, tiempo en que la búsqueda de empleo ha sido constante y cada vez más difícil, fundamentalmente porque, a su juicio, los empleadores buscan personas formales. 

Los millennials somos una variedad de personalidades, un día traemos el pelo pintado de rojo, otro de azul, lo traemos largo, peinado o al rape

Consideró  que en «Culiacán prefieren a los empleados que vistan camisa, corbata, bien vestidos, porque piensan las empresas que eso les generará una buena imagen».

Yubia coincide en que «los de nuestra generación no estamos centrados en el trabajo de oficina, ir de corbata, cumplir un horario».

Asimismo, señaló que además de los estereotipos, las empresas buscan empleados con experiencia, a pesar de que ahora los jóvenes manejan distintas herramientas, sobre todo digitales, pero no tienen experiencia en los empleos precisamente porque son jóvenes que se van graduando, y lo que quieren es trabajar, aplicar lo que aprendieron. «Sí nos limitan al pedirnos tantos requisitos», señala.

Josué también comentó que los esquemas de trabajo actuales limitan el desempeño de los millennials porque algunas empresas  están pensando en la exclusividad, «te piden que seas productivo, pero a la vez no te dejan. Al firmar con ellos renuncias por completo a buscar más clientes.

No quieren que tengas tus propios clientes, mucho menos que les hagas competencia.

No puedes administrar tus horarios, tus tiempos, tus proyectos. Te dan horario de oficina y te piden que cumplas, literalmente, con todos las tareas. Pierdes mucho tiempo y mucho dinero en esos modelos. Se dificulta mucho». 

El muchacho subrayó que aunque Sinaloa está en pleno desarrollo, la verdad, oportunidades para los freelance y millennials son pocas, muy escasas.

Te lo digo yo que ya tengo 4 años en esto, y tan no me alcanza que tengo que trabajar como vendedor por las mañanas

Gastos y problemas financieros

Sobre la relación egresos-ingresos, la Procuraduría Federal del Consumidor señaló que aunque la mayoría de los jóvenes de 15 a 29 años tienen independencia financiera, no tienen control sobre lo que gastan (https://goo.gl/ebiHRi).

De hecho, señaló que el 18 por ciento de ellos gastan en artículos que no necesitan, y el 54 por ciento realiza compras que salen de su presupuesto.

En cuanto a la administración de los gastos, Azbat Carrillo señaló que existe la versión de que a los millennials no les interesa la casa, un carro, o tener un patrimonio, «pero no es que no nos interese, sino que no alcanza. Aprendes a vivir con eso (salario bajo), pero es un mes sí y otro no. La verdad es que vives al margen, menos que vivir al día.

De repente no tienes trabajo. He estado en situaciones en que no he tenido para pagar renta, he tenido discusiones con mis caseros, he tenido que salirme de ahí porque no pagué renta».

Elizalde Rodríguez también comentó que «con un trabajo de millennials como de los que hay en Culiacán, que es prácticamente la de redes sociales, fotógrafo y de edición de video, no te alcanza para proyectos a largo plazo, como el de comprar un departamento o algo así.

Primero, porque no te alcanza, y segundo, porque, al no tener un trabajo formal, no puedes tener comprobante de ingresos, y con eso ya te bloquean las hipotecas o donde quieras pedir prestado. Ese es el otro principal problema, además de la falta de oportunidades», comentó. Asimismo, explicó que una de las causas por las cuales los millennials no pueden generar un patrimonio es que no «generamos antigüedad, no cotizamos». 

Por mi parte tuve que buscar un trabajo por la mañana para poder estar mejor. Lo que uno debe hacer, como es mi caso, es tener un empleo de medio tiempo o donde te den ese tipo de prestaciones, porque de freelance de plano no alcanza

Azbat Carrillo, por su parte, expresó que «los que rentan no están acostumbrados a los freelance. Uno de los requisitos es que tengas trabajo fijo, un comprobante de ingresos. Te preguntan a qué te dedicas, les respondes que trabajas por tu cuenta y te dicen “es que ya lo renté”».

La Profeco, por su parte, refirió que el 20 por ciento de los jóvenes prefiere gastar antes que ahorrar. Incluso, añadió que el 34 por ciento de ellos gastan su dinero en alimentos, bebidas y tabaco. La dependencia federal señaló que «nunca o casi nunca comparan precios de bienes y servicios, el 26 por ciento casi nunca o nunca compara precios entre establecimientos».

En esta nota:
  • Millenials
  • Gastos
  • Empleos