Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Sinaloa

La verdad sobre los dientes de Freddie Mercury

Te sorprenderá la razón por la que el vocalista de Queen nunca quiso ponerse brackets.

Por: Cristina Beltrán

La verdad sobre los dientes de Freddie Mercury

La verdad sobre los dientes de Freddie Mercury

Para Freddie Mercury tener los dientes anormales siempre fue motivo de vergüenza, burlas y discriminación, pero eso no lo detuvo para alcanzar el éxito. Ahora bien, muchos de sus fans se han preguntado: ¿por qué teniendo tanta fortuna jamás se sometió a un tratamiento dental? Aquí te decimos la verdadera razón.

Tenía miedo que le cambiara la voz

Freddie Mercury nunca aceptó arreglarse los dientes porque tenía miedo de perder su inigualable voz. Acerca de este mito, preguntamos a la especialista en ortodoncia Analí Beltrán, de Clínica Mi Salud, y nos comentó que es totalmente falso.
“A pesar de la posición de los dientes, la voz no tiene nada que ver con ellos, si tu voz es buena, siempre lo será, independientemente de cómo los tengas. Lo que sí sucede es que al inicio del tratamiento puedes tardar unas semanas en acostumbrarte a ellos y hablar un poco diferente, pero la voz queda intacta”.
De hecho, eso también se lo decía su amigo y compañero de la banda Roger Taylor, que también es dentista, y que en muchas ocasiones intentó convencerlo de que iniciara un tratamiento dental, ya que, evidentemente, lo necesitaba.

Sus dientes eran más de 32

A pesar de que Freddie Mercury se consideraba perfecto, había algo en él que no lo hacía sentir a gusto: su dentadura. El vocalista tenía un problema denominado dentición supernumeraria, de modo que en lugar de tener 32 dientes, tenía 36. Si bien este caso es muy común y no afecta el desarrollo de las personas, es necesario extraer las piezas sobrantes y colocar brackets para mejorar la estética.
Para disimular su defecto, Freddie se dejaba crecer el bigote, se tapaba la boca al reírse e intentaba ocultar sus dientes de alguna u otra manera. No obstante, para la suerte de todos, este problema no le afectó para seguir cantando. Incluso, una de las frases más famosas del intérprete de Bohemian Rhapsody, que repitió en un sinfín de entrevistas, fue la siguiente:

No tengo nada que esconder, bueno, sólo mis dientes, no me gusta que sean tan prominentes. Me los tengo que arreglar pero no tengo tiempo. Por lo demás, soy perfecto". Freddie Mercury

Tenía problemas para hablar

El cantante de Queen tenía problemas para hablar, un síntoma típico del desorden de dentición supernumeraria. A pesar de ello, por miedo decidió no tratarse nunca. Es común que los pacientes con el mismo problema tengan miedo, pero es una cuestión que deben tratar antes de que los mismos dientes sigan encimándose y empeore la estética.

Que el miedo no te detenga. Si necesitas iniciar un tratamiento de brackets, acude con un especalista. En Clínica Mi Salud ofrecen un 35% de descuento. ¡Aprovéchalo! Descarga aquí el cupón.

En esta nota: