Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Sinaloa

Advierten necesario reforma judicial y fortalecer la ética

La futura presidenta de la Barra Mexicana de Abogados reconoce que el gremio no atraviesa por su mejor momento debido a la gran cantidad de fraudes procesales que se cometen con el afán de ganar casos

Por: Francisco Castro

Claudia Elena de Buen Unna(Foto: Noe Mascareño/ El Debate)

Claudia Elena de Buen Unna | Foto: Noe Mascareño/ El Debate

Culiacán, Sinaloa.- En entrevista para EL DEBATE, la primera vicepresidenta y futura presidenta de la Barra Mexicana de Abogados, Claudia Elena de Buen Unna, reconoció que la abogacía no atraviesa por su mejor momento en cuestión de ética debido a la gran cantidad de fraudes procesales que se cometen, pero al mismo tiempo habló de la necesidad de una reforma judicial que le dé prioridad a los medios alternativos de solución de conflictos.

La especialista en derecho financiero, mercantil y amparo recibió apenas el mes pasado el nombramiento de primera vicepresidenta de la Barra Mexicana, Colegio de Abogados AC, cargo que desempeñará del 2019 al 2020, para asumir en automático la presidencia de dicha agrupación durante el periodo 2021-2022.

La primera vicepresidenta de la Barra Mexicana de Abogados estuvo en Culiacán para brindar una plática al gremio.

Llamado a reivindicar profesión

En su visita a la capital de Sinaloa, en donde sostuvo una plática con integrantes de la Barra Mexicana de Abogados sobre la visualización del ejercicio de la abogacía en el siglo XXI y la ética, Claudia Elena de Buen subrayó la importancia de que todos los colegios de abogados tengan un código de ética y que todos sus miembros no solo lo conozcan, sino que además lo pongan en práctica, «que conozcan tanto sus derechos como prohibiciones».

La también especialista en derecho familiar, rama en la que cuenta con maestría, reconoció que la abogacía no pasa por su mejor momento porque hay abogados que cometen muchos fraudes procesales con tal de ganar los casos:

«Es importante inculcar en las nuevas generaciones (de abogados) la importancia de la ética, la importancia de ser abogados colaborativos y de privilegiar los medios alternos de solución de conflictos sobre los judiciales. Es muy importante evitar judicializar los problemas y tratar de encontrar una solución a través de la mediación, del arbitraje, de la conciliación y la negociación».

Insistió en que se trata de retomar ese camino, como lo han hecho en Europa, en donde el 80 por ciento de los asuntos se resuelve por estos medios alternos y no llega a los juzgados, o en Estados Unidos, donde también ocurre un alto porcentaje, añadió.

Su nombramiento, un buen mensaje

Impulsora de la equidad de género en su gremio, de Buen Unna refirió que su nombramiento envía un mensaje de apertura en una barra propiamente conservadora, en el sentido de que las mujeres están logrando espacios importantes.

«No ha sido fácil. Yo tengo casi 24 años trabajando para la Barra, tengo mi despacho, pero entre ser barrista y tener cargos dentro de la Barra, de trabajar mucho, es hasta ahora que hay un reconocimiento a esta labor de las mujeres. Es un momento importante no solo para las mujeres abogadas, sino para todas las profesionistas en México, para todas las mujeres que tenemos ganas de hacer las cosas, de salir adelante, de ser reconocidas y de trabajar para los demás».

Destacó que, después de casi cien años, ella será la primera mujer barrista que llegará a la presidencia de la Barra Mexicana de Abogados:

Y es que entre que ninguna se había animado y entre que también medio lo evitaban, nunca habían tenido las mujeres esa posibilidad

«Urge una reforma judicial»

Como temas importantes para el próximo gobierno, la abogada se refirió a la necesidad de una reforma judicial, pues recordó que todos la esperan, y el presidente electo ya mencionó que ocurrirá.

Ojalá que como abogados barristas y como colegios de abogados nos permitan intervenir y tratar de dar información importante que sea considerada

Señaló que actualmente los juzgados locales tienen problemas gravísimos de falta de capacitación, de exceso de trabajo, y por lo tanto hay poca dedicación de los asuntos porque no es humanamente posible que se dediquen (a tantos), pues afirma que hay juzgados que reciben hasta 2 mil asuntos al año, más los que tienen rezagados.

Por ello es que urgió a que se dé prioridad a una reforma judicial que promueva los medios alternos de solución de conflictos, la mediación, la colaboración, el arbitraje, es urgente, insistió.

Y aunque el derecho penal no es su especialidad, al ser cuestionada sobre las deficiencias que imperan en el nuevo sistema de justicia penal acusatorio, Claudia Elena de Buen dijo que ha escuchado de sus compañeros penalistas que, a pesar de que a las autoridades les dieron ocho años para capacitar a los ministerios públicos y a los jueces, la falta de capacitación es impresionante:

No acaban de entender cómo manejar el sistema penal acusatorio, y esto va en detrimento de la sociedad

En esta nota:
  • Abogados
  • Trabajar con ética
  • Sinaloa