Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Sinaloa

Colchones, mancha en el gobierno de Quirino Ordaz

Analistas aseguran que la administración estatal deberá trabajar arduamente en la recuperación de la confianza ciudadana debido al problema suscitado por los enseres en malas condiciones

Por: Ramón Verdín

Estación Rosales fue uno de los sitios afectados con colchones en condiciones insalubres.(Ricardo Nevárez/ Guillermo Vega/ EL DEBATE)

Estación Rosales fue uno de los sitios afectados con colchones en condiciones insalubres. | Ricardo Nevárez/ Guillermo Vega/ EL DEBATE

Analistas políticos externaron su opinión en torno a la credibilidad del gobierno de Quirino Ordaz Coppel derivada del problema de los colchones deteriorados que se entregaron a pobladores afectados por la depresión tropical 19-E.

Mientras que el columnista Tomás Chávez Salomón abundó que el asunto podría ser la mancha en la administración de Quirino, siempre y cuando no suceda un escándalo mayor, para Héctor Ponce Tizoc, editorialista originario de Culiacán, el suceso representa una oportunidad para la actual administración, siempre y cuando se sancione a los responsables. 

Asimismo, el politólogo José Manuel Luque Rojas destacó que el gobierno de Quirino Ordaz no tenía mácula, hasta este momento.

El autor de «Ojo indiscreto», Chávez Salomón, aceptó que el gobierno resultará dañado y marcado por la posible mala actuación de un funcionario o de un proveedor: «No creo que el gobernador personalmente haya dado la orden de que se compraran y se distribuyeran colchones reciclados. Él hizo mucha talacha, anduvo ayudando y apoyando a la gente, para que malos funcionarios le echen a perder su imagen».

Adversarios políticos

El analista aventuró la existencia de grupos políticos contrarios a Ordaz Coppel que aprovecharán la coyuntura y que buscarán «hacer mella», por lo que el Ejecutivo estatal deberá actuar con firmeza: «Debería emprender acciones judiciales. A todas luces, esto es un fraude. Ahora, toda la población que recibió colchones sospechará, no dormirá a gusto en los colchones, aunque estén nuevos. De no venir algo peor después, él podría atenuarlo haciendo y ordenando una investigación imparcial para castigar a los responsables y que la población sepa quiénes son». 

En última instancia, Chávez llamó a no encubrir a nadie, echar fuera a los que resulten responsables y emprender acciones judiciales.

Deslinda al gobierno

Por su parte, Luis Enrique Ramírez, columnista y autor de «El ancla», afirmó que el gobierno de Ordaz Coppel también fue víctima de este perjuicio en contra de los damnificados de la depresión tropical 19-E. En este tenor, consideró Ramírez que deben fincarse responsabilidades: «Debieron ser más cuidadosos en la revisión del material que entregó el proveedor, ese sería el caso de la culpa, pero no creo que sea una mancha. No cometerían un acto de este tamaño con apenas 1048 colchones». 

El analista vio fuera de lógica que la administración estatal tenga alguna culpa o corresponsabilidad: «En este momento está la polémica sobre quién fue el culpable, sucede porque no han revelado el nombre de la empresa, no lo hacen porque están esperando a tener todos los argumentos legales para actuar o proceder en consecuencia».

Cambios

Ramírez contempló un panorama donde el gobierno sinaloense deberá ganarse nuevamente la confianza de la población, y calificó como favorable la reparación de los daños: «Fue un buen paso. No quita que la gente espere despensas podridas. La confianza se la tendrán que volver a ganar. No será únicamente con declaraciones, sino con acciones sucesivas, con mucho cuidados en los apoyos que se entreguen, haya o no catástrofe», enfatizó. 

Damnificados de Valle Alto, en Culiacán, también recibieron colchones en mal estado. Foto: EL DEBATE

Modificaciones al gabinete

Sobre un eventual cambio en la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Ramírez platicó que sería un buen mensaje el cambio: «Más allá de quién será el sucesor, el gobernador mandaría un buen mensaje rotando al secretario. Me parece políticamente que, aunque no haya tenido la culpa, un mensaje que se debe mandar de confianza en el gobierno», concluyó. 

Gran mancha

Manuel Luque Rojas, politólogo y académico de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), lamentó que el hecho sea ya una noticia nacional y auguró que seguirá creciendo su impacto el resto de la semana debido al uso y a la difusión mediante las redes sociales: «No entienden que la política cambió. La gente ya no tolera esas cosas. Alguien vio la oportunidad de su vida al encontrarse con la necesidad de la gente, se les hizo fácil buscar colchones, forrarlos y entregarlos como nuevos. Lo único que da a entender es que al gobierno de Quirino Ordaz no le importa la gente realmente», indicó. 

Más allá de la sensibilidad que tenga el funcionario, Luque Rojas manifestó que seguramente el gobernador no estaba enterado de la situación, por lo que a partir de ahora deberá ser más atento con la designación de puestos: «Es la gran mancha del periodo de Quirino Ordaz, es la primera por las condiciones generales en las que se da, la situación de abuso, el aprovecharse de una situación terrible».

Mencionó que la confianza está muy dañada, por lo que la población habrá de revisar «con lupa» cualquier estímulo que reciba: «Hubo escándalos menores, pero esta será la marca. Habrá un antes y un después en el gobierno sinaloense. Igual, pueden seguir cometiendo errores, pero esto es el impacto más grande que han tenido».

Responsabilidades

Finalmente, Octaviano Moya, doctor en Ciencia Política, señaló que el gran problema para el gobernador es que hace lo imposible por no fincar responsabilidades, cuando es visible que las hay: «El gobierno no puede darse el lujo de hacer adquisiciones o compras de esa magnitud sin supervisarlas, más aun en asuntos tan delicados como enseres para personas que fueron afectadas en su patrimonio por las lluvias, eso agudiza el malestar existente en los ciudadanos». 

El analista precisó que, cuando se dan los excesos, como en este caso, se ve como una burla por parte del gobierno».

PARA ENTENDER...

Ciudadanos tiran colchones a las puertas del Ayuntamiento

Los colchones que serían utilizados para descansar resultaron ser una especie de trampa para las personas más necesitadas: sangre, polvo, lodo y moho fue lo que encontraron en su interior las familias de las colonias 6 de Enero, Los Mezcales, Ignacio Allende, Jardines del Pedregal, Estación Rosales, entre muchas otras. Varios de los afectados se sienten burlados y dijeron ya no confiar en las autoridades.

Desde la noche del lunes 15 de octubre comenzó a ser público lo que horas antes ya era un secreto a voces entre las personas implicadas: los colchones que entregó el gobierno estatal no servían, «hieden a perro muerto».

CRONOLOGÍA

15 de octubre 2018
Vecinos de distintos sectores del municipio de Culiacán acuden al Ayuntamiento en manifestación por los colchones en mal estado que les entregaron.

Foto: EL DEBATE

16 de octubre 2018
Inicia la sustitución de colchones en mal estado en la colonia Jardines del Pedregal, en Culiacán, por parte del personal de Sedesol.

Foto: EL DEBATE

17 de octubre 2018
Quirino Ordaz aseguró que se castigará con todo el peso de la ley a la empresa o a quienes resulten responsables del fraude que se hizo en la compra de colchones.

Foto: EL DEBATE
 

En esta nota:
  • Damnificados
  • Colchones
  • Sinaloa
  • Quirino Ordaz