Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Sinaloa

Exhaustos y enfermos arriban a Sinaloa el tercer grupo de migrante

La caseta Fitosanitaria, ubicada en La Concha, fue la sede en donde arribaron los camiones y vehículos de carga que transportaban a cientos de migrantes a tierras sinaloenses

Por: Mari­a Ibarra

Migrantes recibieron comida.(María Elena Ibarra)

Migrantes recibieron comida. | María Elena Ibarra

La Concha, Escuinapa.- Visiblemente agotados, desesperados por el largo trayecto y la exposición a altas temperaturas por viajar en vehículos de carga, arribó de manera masiva el tercer grupo que conforman la caravana migrante, en esta ocasión las autoridades de los tres niveles de gobierno y la comunidad católica atendieron a más de mil 250 personas.

La caseta Fitosanitaria, ubicada en La Concha, fue la sede en donde arribaron los camiones y vehículos de carga que transportaban a cientos de migrantes a tierras sinaloenses.

Niños, adolescentes, mujeres y hombres integran los contingentes que descendieron de las unidades y llegaron en busca de ayuda humanitaria en el municipio de Escuinapa, en donde ya los esperan personal de Sistema DIF con comida caliente, agua para beber y bañarse, así como módulos de salud atendidos por Cruz Roja y la Jurisdicción Sanitaria Número 6.

Foto EL DEBATE

Los primeros grupos de personas llegaron tranquilos y ordenados, acatando las recomendaciones de las autoridades a quienes agradecieron el apoyo brindado, otro contingente masivo llegó, ellos se mostraban desesperados por los estragos de los intensos rayos solares que mermaron en la salud de varios que requirieron atención médica al presentar desmayos y suplicar por comida y agua.

Emmet Soto Grave, presidente municipal; Miguel Ángel Soto Gaxiola, padre de la parroquia del Carmen de Culiacán; y Marco Antonio Osuna Moreno, sub secretario de gobierno de Sinaloa fueron las autoridades que estuvieron a cargo de recibir personalmente a los diferentes grupos de migrantes que empezaron a arribar desde las 12:00 horas del martes.

Estamos atendiendo el llamado que la casa migrante de Culiacán nos ha hecho, a través del padre Miguel Ángel Soto Gaxiola, la parte que nos toca como gobierno es generar las condiciones humanitarias.

Comentó que hay comisiones de Derechos Humanos que han hecho la solicitud al estado de brindar la ayuda humanitaria; que es proveerles de agua potable, comida, asistencia de salud a los migrantes, por lo que han trabajado en equipo con el municipio, la comunidad católica y las diferentes dependencias de seguridad y de salud.

Foto EL DEBATE

“Como estado y Ayuntamiento tenemos la obligación humanitaria, de brindarles alimento, hidratación, limpieza y atención médica, el día de hoy (13 noviembre) estaremos atendiendo aproximadamente 2 mil personas, mañana se espera 2 mil migrantes más”, informó.

Osuna Moreno aclaró que el gobierno del estado no ha brindado ningún autobús, quienes han hecho esa gestión ha sido la comunidad católica, a través del padre Miguel que en su apostolado es para protección a migrantes.

Emmett Soto Grave, presidente municipal informó que el municipio ha contribuido en apoyo a la caravana migrante en brindar alimentación y agua potable que ha sido donada por personas de noble corazón de Escuinapa y que el municipio no está gastando el erario público.

“El gobierno municipal simplemente a colaborado con alimentación que ha sido donada por asociaciones civiles, empresario o ciudadanos en general, sabemos de la crisis que está viviendo Escuinapa por el huracán (Willa) decirles que el municipio no está gastando el recurso público y que no ha dejado de lado las necesidades de las familias vulnerables”, señaló.

Foto EL DEBATE

Soto Grave mencionó que la tarde del martes recibieron mil 500 despensas, colchonetas y esperan que también lleguen láminas, para atender a la población que aún sigue en estado de vulnerabilidad por el paso del huracán y que contemplan iniciar con la entrega de estos apoyos el día de hoy (14 de noviembre).

Miguel Ángel Soto Gaxiola, padre de la parroquia del Carmen de Culiacán dijo que su misión es atender a través de la casa del migrante, por ello el compromiso de realizar las gestiones por parte de la comunidad católica, para conseguir los autobuses que permitan el traslado a la caravana migrante en el estado de Sinaloa.

Lo que estamos haciendo los sinaloenses es un acto de humanidad, demostrando que somos gentes de noble corazón, al ofrecerle ayuda humanitaria a miles de personas que están migrando de países para buscar mejores condiciones de vida.

En esta nota: