Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Sinaloa

Remesas incidirán en el desarrollo de Sinaloa

Los investigadores Jéssica Soto y Abel Castellanos aseguran que el perfil de los migrantes mexicanos cambió

Por: Ramón Verdín

Remesas incidirán en el desarrollo de Sinaloa.(Especial)

Remesas incidirán en el desarrollo de Sinaloa. | Especial

El principal corredor de remesas internacionales en el mundo es el conformado por Estados Unidos y México. Hasta octubre del 2018, 94 mil 400 millones de dólares fueron enviados desde la Unión Americana hacia la República mexicana, de acuerdo con la información proporcionada por el Banco de México [disponible en http://cort.as/-CtYl].

Igualmente, el Anuario de Migración y Remesas México 2018, emitido por el Consejo Nacional de Población (Conapo), la Secretaría de Gobernación (Segob) y la Fundación BBVA Bancomer SA, abundó que del 2016 al 2017 se incrementó en 6.6 por ciento la cantidad que por concepto de remesas familiares ingresan al país, cifra que muestra un comportamiento al alza desde el 2013. 

De hecho, el Anuario de Migración aceptó que el monto promedio por envío fue equivalente a 307.8 dólares, siendo el principal uso para este recurso la adquisición de comida y vestido (con una incidencia de hasta el 80 por ciento); en segunda posición los gastos relativos a la salud; y en tercer puesto el pago de deudas.

Dependencia de las remesas

Desde el 2010 —especificó la académica Jéssica Soto Beltrán—, el impacto de las remesas incide en forma cada vez más grande en el poder adquisitivo de los sinaloenses, no así en los niveles de inversión que podrían darse derivados de él:

Hay que considerar que las remesas no tienen un impacto mayor porque realmente las familias las utilizan para un consumo, no para una inversión. El 80 por ciento de lo que recibe una familia desde el extranjero lo destina a comida y vestido, detalló. 

La doctora en Ciencias Sociales por la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) y maestra en Ciencias Económicas por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) aclaró que existen familias originarias de municipios como Badiraguato, Cosalá, Mocorito y Sinaloa que sin estos apoyos carecerían de los recursos para la adquisición de servicios y productos. Además, Culiacán figuró en la sexta posición nacional como municipio receptor de remesas: mientras que en 2016 captó 241.1 millones de dólares, en 2017 se enviaron hasta 268.7 millones.

La municipalidad que más dinero percibió proveniente del extranjero en 2017 fue Puebla (411.9 millones de dólares), seguida de Tijuana (401.5 millones), Guadalajara en tercer puesto (374.8 millones), Morelia (349.7 millones), Oaxaca de Juárez (291 millones) y la capital de Sinaloa en el sexto lugar.

Nuevas generaciones

Respecto a los perfiles de los migrantes originarios de México, Soto Beltrán advirtió cambios que progresivamente permiten una mejor ubicación en el mercado laboral en la Unión Americana, ya que en algunos casos parten jóvenes con manejo fluido del idioma inglés:

«Dependiendo del grado de formación y habilidades que tengan los migrantes, se insertan en restaurantes, oficinas, otro tipo de trabajos que tienen salarios medios, lo que da condiciones para vivir bien en Estados Unidos y a la vez mandar remesas. No es igual a la migración que se daba en 1960 o 1970, hablando del caso de México. Respecto a los centroamericanos, como el caso de la caravana migrante, habría que estudiar el nivel educativo de ellos».

El 5.1 por ciento del total mundial comprendieron las remesas mandadas a México en 2017. Foto: Ilustrativa/ Pixabay

Tipos de trabajos

Por su parte, el sociólogo Abel Leyva Castellanos explicó que la migración de mexicanos hacia Norteamérica no bajó recientemente, ya que las empresas apuestan por procedimientos como visas para el campo o asesorías para el visado, por lo que la migración se da de forma legal. Mencionó que el caso específico de Sinaloa es importante, ya que existe mano de obra informal y calificada que parte hacia Estados Unidos para buscar mejor suerte, dada la desigualdad existente en la entidad:

«Para Canadá se ha incrementado significativamente la migración, lanzan convocatorias permanentemente, a veces circulan algunas ficticias, pero en las oficiales hay un listado de profesionales que requieren y que son bienvenidos dentro de marcos de convenios laborales».

El especialista subrayó que la informalidad en el trabajo norteamericano, a pesar del ingreso legal al país vecino, está al alza: «Hay compañías petroleras en Texas que hacen trabajos de desazolve, traspaso de lodo, y están ocupando mucha mano de obra mexicana. Los salarios son altos, pero trabajan día y noche, ese es un polo de atracción que se abre nuevamente».

RECURSOS

Cada vez más fácil el envío de remesas a México

La mayor parte de las remesas que recibe México proviene de Estados Unidos (94.7 por ciento en 2017), de acuerdo con el Anuario de Migración y Remesas México 2018, seguido en orden de importancia por Canadá (1.2 por ciento) y el Reino Unido (con el 0.3 por ciento).

De acuerdo con el documento, prácticamente todos estos envíos llegan a México por transferencias electrónica (97.5 por ciento), siendo muy baja la proporción de dinero que llega en efectivo o en especie (1.9 por ciento) o por giro postal o bancario (0.6 por ciento). 

Finalmente, el reporte destacó que los bancos pagan el 32.7 por ciento del total de las remesas.

En esta nota: