Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Política

Gritos y empujones entre los diputados en acalorada sesión

Esto porque el presidente de la Mesa Directiva, Marco César Almaral, inició la sesión ordinaria sin que el orden del día fuera aprobado por la Jucopo; los legisladores del PRI tomaron la tribuna y hubo empujones

Por: Estefanía López Corral

Gritos y empujones entre los diputados en acalorada sesión(Foto: El Debate)

Gritos y empujones entre los diputados en acalorada sesión | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Los  gritos y alegatos se hicieron presentes de nueva cuenta en el Congreso del Estado, pero esta vez hubo empujones entre diputados durante la sesión ordinaria de este martes.

Las confrontaciones se dieron a partir de que el presidente de la Mesa Directiva, Marco César Almaral, iniciara oficialmente la sesión ordinaria, aún cuando el orden del día a tratar no fue aprobado por la Junta de Coordinación Política, lo que fue considerado por algunos otros diputados, principalmente del PRI y PAN, como ilegal.

 

¿Qué pasó?

A causa de que la Jucopo no ha sesionado en dos ocasiones por falta de quórum, no se expidió el acta que establece el orden del día de este martes, por lo que Marco Almaral afirmó que podía hacer uso del artículo 42 de la Ley Orgánica que establece que el presidente de la Mesa Directiva tiene la obligación de establecer y vigilar el cumplimiento de la orden del día de todas las sesiones.

Los opositores del Partido Revolucionario Institucional dieron cuenta al diputado del PT que lo que intentaba hacer era ilegal, e informaron que los artículos 57 y 58 dictan que es facultad exclusiva de la Jucopo integrar la orden del día y, por tanto, no se podría iniciar con la sesión.

Tal situación provocó confrontaciones entre los diputados del PRI y PAN contra el presidente de la Mesa Directiva, hasta llegar al punto de que se tomara la tribuna por segunda ocasión en la presente legislatura.

 

En la toma hubo empujones entre el diputado Faustino Hernández y algunos otros de Morena. Finalmente, la bancada priista decidió retirarse de la sesión, la cual continuó sin ellos.

Crisis de legitimidad

Después de la trifulca, los diputados del PRI declararon que el Congreso está en un proceso de crisis de legitimidad, en donde la Ley Orgánica es constantemente violada por la bancada mayoritaria.

Además, contemplaron usar la vía jurídica correspondiente, o bien, la Comisión de Justicia para denunciar o sancionar los actos de Marco Almaral.

Congreso no parará

Por su parte, la presidenta de la Jucopo y diputada de  Morena, Graciela Domínguez, afirmó que el Congreso no dejará de sesionar o llevar a cabo sus funciones por las inconformidades de otros diputados, y confirmó que lo dispuesto por el presidente de la Mesa Directiva para iniciar con la sesión es correcto. 

Si no hay acuerdos en la Jucopo, el pleno y la Mesa Directiva tienen las facultades para ordenar los asuntos a tratar en las sesiones públicas

En esta nota: