Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Política

Plan de seguridad de AMLO, con contradicciones

En la opinión del autor de «Mariguana a la mexicana», Nacho Lozano, el Plan Nacional de Paz y Seguridad del presidente electo se contradice al querer utilizar al Ejército en las calles para brindar seguridad pública

Por: David Ortega

López Obrador presentó su plan de seguridad. Foto: El Debate / Leo Espinoza

López Obrador presentó su plan de seguridad. Foto: El Debate / Leo Espinoza

López Obrador presentó su Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024, en el que se analizará la prohibición de las drogas, se atenderá a los adictos, así como a las causas dando becas y trabajo a los jóvenes del país. También combatirá la impunidad en derechos humanos y habrá un cuerpo militarizado para la seguridad pública, esto último considerado como una contradicción en el discurso del presidente electo por Nacho Lozano, autor de Mariguana a la mexicana, y quien dio entrevista a EL DEBATE sobre este plan.

El también periodista y conocedor del tema de la mariguana en México mencionó que el Plan Nacional tiene varios puntos polémicos, primeramente porque para el autor el plan resalta en el asunto de la política de drogas una mayor apertura o enfoque hacia la salud, y no al tema de seguridad.

«Desafortunadamente se contradice con la militarización y una propuesta de dejar al Ejército en las calles; y no solo eso, sino que la Marina y el Ejército se encarguen de las labores de seguridad, incluso como auxiliares del Ministerio Público, eso me parece contradictorio», señaló.

Foto: El Debate

Recalcó que la evidencia demuestra que el Ejército en las calles implica mayor violencia, ya que existen acusaciones de violación a los derechos humanos y está comprobado que enfrentar esta situación de violencia con armas y con el Ejército en las calles no da buenos resultados, pese a que López Obrador aseveró el día de la presentación de su plan que «jamás ordenará al Ejército intervenir para someter al pueblo». «Eso mismo lo dijeron Calderón y Enrique Peña Nieto, ningún presidente va a decir “ordeno al Ejército que reprima a la ciudadanía”», opinó Lozano.

Amnistía
En Mariguana a la mexicana, Lozano presenta las voces de las víctimas de la lucha contra el narco, en el caso de las personas acusadas de posesión simple e incluso de ser consumidores que ahora están presas, son parte de una de las graves crisis que tienen las cárceles mexicanas, consideró.

«Cuando presentan el Plan dicen que se van a apropiar de las cárceles, que las van a recuperar, que van a distinguir entre presos. Estará jugando ahí parte importante la amnistía», dijo.

Para Lozano, lo que se requiere en realidad es un «cómo» detallado sobre lo que sucederá, por ejemplo, con los crímenes o lo que el Estado considera como crímenes e incluso lo que el Poder Judicial ha procesado como crímenes relacionados con las drogas.

«El caso de la posesión (de drogas) es siempre interesante porque, pues, son personas que fueron detenidas en algunos casos con un gramo más de la droga, cosa que es absurda: tú puedes andar con cinco gramos, pero con seis gramos ¿ya te vuelves que? Sin contar los casos de gente a las que le sembraron droga o fue detenida por consumo. Usuarios criminalizados o gente que fue ingresada a los procesos, a los ciclos, a los eslabones de lo que hoy sabemos es el crimen organizado o contra su voluntad, involucrados sin que él o ella lo quisieran», opinó.

Lozano puso como ejemplo de lo anterior casos en los que se participa en el trasiego, en la siembra, en la transportación, entre otros, de ahí que los «cómo» son las partes importantes, reiteró. «Entrevisté a varias víctimas, están en el libro las voces, también la de los investigadores y los académicos que durante años han estudiado el asunto y han recomendado qué hacer y han recomendado alternativas, porque definitivamente sí hay de otra», argumentó Lozano.

Un hombre durante la siembra y trasiego de amapola. Foto: Archivo / AFP

Política de drogas
El Plan Nacional destaca que habrá un cuerpo militarizado para la seguridad pública, reorientar a las fuerzas armadas y crear una Guardia Nacional; para Lozano, este es un tema a discutir.

«Lo que me preocupa es qué va a pasar cuando las calles militarizadas vean a un adicto, es decir, son cosas que tienen que quedar muy claras. Lo que hay que cuidar es que no sea contradictorio, y lo que hay que cuidar es que los usuarios de las drogas no sean criminalizados y que sean atendidos como pacientes con un enfoque de salud y de asistencia social, de inclusión social que nos permitan superar el estigma, el prejuicio y la criminalización que padecen», puntualizó.

López Obrador, durante la presentación del Plan, enalteció que el próximo secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, es un hombre incorruptible, lo que para Lozano significa algo positivo.  «Creo que es lo que necesita el país, así tendrían que ser todos los mandos y las cabezas que estén coordinando las labores de seguridad en México, eso es un factor determinante y esa era una promesa de campaña, que el cambio vendría de arriba hacía abajo y que la corrupción se iría terminando cuando los altos mandos tengan una carrera proba», dijo.

López Obrador, presidente electo de México, presentó su Plan Nacional de Paz y Seguridad. Foto:Reforma

Sin embargo, Lozano opinó que este es el momento más difícil para ser presidente de México en la historia del país, así como para ser secretario de la Defensa Nacional y de Seguridad Pública por la crisis que se vive. «Sin embargo, la promesa había sido sacar progresivamente al Ejército de las calles fortaleciendo las policías, y esto yo no lo vi en el Plan», indicó.

Nacho Lozano señaló que la distinción entre lo civil y lo militar es de suma importancia, por lo que si bien dijo no estar en contra del fortalecimiento de una Guardia que atienda asuntos civiles por civiles, sin embargo, la presencia del Ejército es lo que ha despertado cierto repudio y críticas por los expertos y la sociedad civil organizada que durante años ha participado con planteamientos de seguridad sin guerra, mencionó.

Legalización
Lozano ve con buenos ojos la propuesta de la próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, sobre legalizar el uso medicinal de las mariguana, por ejemplo, propuesta en la que deberán participar los usuarios, las víctimas de la guerra contra las drogas, los expertos y darle un enfoque de salud, educación, derechos humanos, acceso a la justicia, de reparación del daño, de prevención, de empoderamiento de la ciudadanía a través de la evidencia científica de la mano de una estrategia de inseguridad, todo esto de manera integral, señaló.  De ahí que para Lozano lo más importante también sea la atención y procuración de justicia de las víctimas por la guerra contra el narco.

«Ojalá que ya no haya víctimas y, a las que ya fueron víctimas, que se les repare el daño y tengan acceso a la justicia. Esa es una promesa, para eso se hicieron los Foros Escucha», señaló.

En esta nota: