Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Los Mochis

PC se deslinda de accidente de trabajador en estadio de beisbol

Sergio Liera asegura que el inmueble es seguro y esa área permanece cerrada al público; el presidente del Club Cañeros permanece al pendiente del estado de salud del obrero lesionado

Por: El Debate

Un oficial de Protección Civil fue el primero en atender al lesionado en el lugar del accidente.(EL DEBATE)

Un oficial de Protección Civil fue el primero en atender al lesionado en el lugar del accidente. | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Protección Civil de Ahome se deslindó de la responsabilidad por el accidente ocurrido la noche del sábado en la inauguración de la temporada de beisbol en el estadio Emilio Ibarra Almada.

El coordinador de la dependencia municipal, Sergio Liera Gil, aseguró que el inmueble es totalmente seguro para la afición y todas las áreas destinadas al público y que fueron revisadas con anterioridad cuentan con todas las medidas de seguridad para ellos.

Lamentó el accidente de un obrero que trabaja justamente en la construcción del estadio; sin embargo, dijo, se encontraba en un área cerrada al público y que fue delimitada con antelación para que no fuera utilizado por ninguna persona.

En Protección Civil lo único que importa en este momento es la salud del muchacho, estamos consternados en ese aspecto, no queremos que quede mal o pierda el trabajo. Queremos que se restablezca y le sirva de experiencia.

Dejó claro que como autoridad no puede responder por áreas que la empresa aún no ha entregado al estadio y que por la misma razón fuera delimitada.

Asimismo, detalló que desde el inicio del encuentro de beisbol entre Cañeros de Los Mochis y Yaquis de Ciudad Obregón se observó la presencia de los trabajadores en el área no autorizada, por lo que se les solicitó que se bajaran en varias ocasiones sin éxito.

“Fue un área cerrada al público, se les pidió a seguridad privada por medio de Protección Civil que bajaran a esas personas y subió un guardia a llamarles la atención, pero ellos mostraron un gafete identificándose como trabajadores y que podían estar ahí. Posteriormente comenzaron a consumir bebidas alcohólicas y fue como se le solicitó al contratista que se hiciera cargo de bajarlos, pero después de varios llamados de atención ocurrió el accidente”, explicó.

El trabajador se encontraba en un área que estaba restringida al público. Foto: EL DEBATE

Directiva de Cañeros al pendiente

El presidente del Club Cañeros de Los Mochis calificó de una irresponsabilidad muy grande la que tuvo el trabajador que sufrió la caída en el estadio Emilio Ibarra Almada la noche de la jornada inaugural de la Liga Mexicana del Pacífico.

El ingeniero Joaquín Vega Inzunza dijo en entrevista con EL DEBATE que al trabajador que pertenece a una empresa de energía eléctrica que presta sus servicios en las obras de rehabilitación del escenario deportivo se le pidió en repetidas ocasiones junto con el resto de sus compañeros que se encontraban en la zona de construcción del tercer nivel se retiraran de ahí porque era una zona de peligro y no accedieron.

“Estaban tomando bebidas embriagantes y ya se les había advertido de un probable accidente. Desafortunadamente pasó eso, pero él tuvo mucha suerte de caer en un sitio que había arena. Nosotros como club lo hemos atendido desde el momento mismo del accidente y hemos estado al pendiente de su recuperación”, dijo el directivo del club esmeralda vía telefónica.

Vega Inzunza recalcó que el Club Cañeros de Los Mochis cumplió en tiempo y forma con lo requerido por Protección Civil municipal y estatal y el estadio resguardaba la seguridad de aficionados y jugadores.

El trabajador fue trasladado para recibir atención médica. Foto: EL DEBATE

Opiniones en contra

Por su parte, el regidor Miguel Ángel Camacho Sánchez, quien pidiera al Cabildo el viernes pasado que se suspendiera la inauguración de la liga de beisbol en este inmueble, negó que el accidente ocurrido durante este evento sea responsabilidad de la empresa o alguna autoridad.

Asimismo, lamentó el accidente y consideró que como autoridades se deben asumir actitudes más responsables y anteponer el interés general de los ciudadanos al interés comercial que pudiera tener este evento deportivo.

En contraparte, el abogado Carlos Valle Saracho calificó el accidente como una irresponsabilidad de la administración municipal al anteponer la actividad comercial a la seguridad de las personas. 

Aclaró que su opinión en redes sociales previo a la inauguración de la LMP en este estadio no fue que el estadio no sirviera, sino que por ser obra en construcción pudiera contar con espacios que representaran peligro para los asistentes. 

“Se autorizó de manera irregular porque la ley de obra pública y de espectáculos y todo lo referente a las autorizaciones están fuera de la reglamentación”, resaltó. 

“Se quieren tumbar la barra y remitir la responsabilidad al herido porque dicen que estaba ebrio y era trabajador. Sea como sea, cualquier persona que entre al evento, sea de trampa o con boleto, al estar dentro del estadio lo convierte en espectador y más si le venden bebidas, es responsabilidad de la empresa promotora del evento y la autoridad municipal”, concluyó.

ESTADO DE SALUD

El trabajador se recupera

Compañeros de Édgar M., comentaron que cuando sucedió el accidente estaban cerca y rápidamente se movilizaron para atenderlo. Incluso, dieron a conocer que Édgar nunca perdió el conocimiento y estuvo viendo cómo era ayudado por sus compañeros de la obra.

“Perdón, perdón, me equivoque”, eran las palabras que decía. El obrero presentó luxaciones de húmero, cadera, golpes en la cabeza, pero fue reportado estable, informó personal del IMSS. Samuel Báez dijo que Édgar no era el que estaba bailando en los videos y reconocieron al club cañero por su ayuda total.

En esta nota: