Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Policiaca

La falta de agua potable dobla a los damnificados

Familias afectadas por las inundaciones esperan por varios días que se les abastezcan de agua

Por: El Debate

La falta de agua potable dobla a los damnificados. Foto: El Debate

La falta de agua potable dobla a los damnificados. Foto: El Debate

Acaponeta.- A 20 días de las inundaciones provocadas por el paso del huracán Willa, miles de familias damnificadas en los municipios de Acaponeta y Tecuala padecen de servicios elementales, como el suministro de agua potable.

Los gobiernos municipales, auxiliados por el Gobierno del Estado suministran agua potable a través de pipas. 

No obstante, la tardanza en la resolución del problema sigue desesperando a las familias damnificadas, entre ellas el Infonavit, Invinay, Centenario y Guardería del Niño. Cuadrillas de  Oromapas y Obras Públicas llevan cargas de agua hasta esas zonas.

La falta de agua potable dobla a los damnificados. Foto: El Debate

Inspección

En el municipio de Tecuala, el gobernador del estado, Ernesto Echevarría, recorrieron las zonas afectadas.

El primer edil de Tecuala, Heriberto López Rojas, acompañado del gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría, visitaron la colonia

Las Brisas y la comunidad de Coacoyolt, para verificar la circunstancias en las que se encuentran las personas que fueron damnificadas en días pasados por los fenómenos naturales acontecidos en el municipio.

El gobernador se ha comprometido con el pueblo en apoyar e ir restableciendo poco a poco los hogares dañados, apoyando a las familias con electrodomésticos y enseres del hogar.

 

El presidente municipal solicitó al gobernador apoyo para todos aquellos que fueron afectados dentro del municipio de Tecuala.

Explicó cada una de las necesidades que tienen en estos momentos las poblaciones afectadas.

El presidente municipal Heriberto López Rojas dijo que está agradecido con el apoyo que otorgó el gobierno de Antonio Echevarría García, quien benefició a más de 35 comercios, mismos que arrojan economía en las comunidades aledañas. 
Los montos otorgados fueron entre los 10 mil pesos y los 20 pesos, mismos que ayudarán a reactivar las actividades entre los restauranteros. 

Se estima que en toda la entidad, el desbordamiento de los ríos San Pedro y Acaponeta, dejaron a por lo menos 180 mil damnificados. 

En esta nota: