Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mazatlán

Hemorroides, sus causas, síntomas y tratamiento

 IMSS informa sobre los principales factores que las generan, así como sus síntomas, cómo tratarlas y prevenir que te afecten

Por: El Debate

Hemorroides, sus causas, síntomas y tratamiento. Foto: El Debate

Hemorroides, sus causas, síntomas y tratamiento. Foto: El Debate

Mazatlán, Sinaloa.- A través de un comunicado, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) alertó sobre el padecimiento de las hemorroides.
“Son estructuras vasculares especializadas (no son venas ni arterias) que son parte normal de nuestra anatomía en el conducto anal (con ellas nacemos), la enfermedad hemorroidal se produce cuando dichos paquetes vasculares se dilatan y como consecuencia se inflaman”.

Principales causas

- Esfuerzo desmedido durante las evacuaciones.
- Estreñimiento y dificultad para la evacuación.
- Permanecer sentado periodos prolongados de tiempo en el inodoro sin lograr evacuar o por alguna otra distracción.
- Ciertas enfermedades, como la cirrosis hepática.
- La enfermedad hemorroidal se puede clasificar en interna y externa. La enfermedad hemorroidal interna compromete las hemorroides que se encuentran por dentro del ano y que no son visibles a simple vista. La enfermedad hemorroidal externa, es visible por fuera del ano y cuando se complican pueden dejar secuelas como colgajos cutáneos anales, los que, pueden ser incómodos.

Sus síntomas

- Sensación de cuerpo extraño (protuberancia) en el ano.
- Humedad anal.
- Sangrado al evacuar (recordar que no todo lo que sangra es por enfermedad hemorroidal podría ser el síntoma inicial de cáncer colorrectal).
- Dolor anal (solo cuando están complicadas y se debe descartar la presencia de absceso anal).

Cómo prevenirlas

- Hacer ejercicio por lo menos tres veces a la semana durante media hora (caminar o correr) con el fin de mejorar la circulación general. 
- Bajar de peso, ya que la obesidad aumenta la presión abdominal sobre el piso pélvico.
- Mejorar los hábitos dietéticos aumentando la ingesta de fibra al menos hasta 30 gramos al día, así como ingerir al menos 2 litros de agua al día.
- Evitar el sedentarismo. No estar largas horas sentado o de pie.
- Evitar estar sentado por mucho tiempo a la hora de ir a evacuar. 
- Si existe sangrado al evacuar vaya con un especialista (coloproctólogo).

En esta nota: