Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mazatlán

Los alcaldes del sur de Sinaloa prevén un 2019 complicado en obra

‘Ajustar el cinturón’ y fortalecer la recaudación son estrategias que se tomarán para salir adelante este año

Por: El Debate

Los ayuntamientos se ven obligados a recortar gastos.(EL DEBATE)

Los ayuntamientos se ven obligados a recortar gastos. | EL DEBATE

Sinaloa.- Debido  a las limitaciones presupuestales que se prevén para este año, los alcaldes del sur de Sinaloa prevén un año complicado para la realización de obras públicas y el cumplimiento de programas de apoyos sociales.

Los recortes en el plan de gastos municipales llegan alcanzar hasta 7 millones de pesos, como es el caso de Rosario y las cargadas nómina siguen consumiendo la mayor parte de los recursos municipales. Este es el panorama general que se augura en Mazatlán, San Ignacio, Escuinapa, Rosario y Concordia.  

Las opciones de los ayuntamientos se limitan a eficientar el cobro de impuestos cmo el predial urbano y una pretendida política de estricta austeridad que en base a los antecedentes,llega a quedar en simples buenas intenciones. 

La ejecución de obras publicas se complica. Foto: EL DEBATE

Disminución

Con una reducción en el presupuesto de alrededor de 7 millones de pesos trabajara el Ayuntamiento de Rosario este año, informó el tesorero municipal, José Luis Villagrana Olivares, pues en el recién aprobado Presupuesto de Egresos se contemplaron 214 millones 547 mil 046 pesos. En 2018 fueron un poco más de 221 millones, lo que deja en evidencia el decremento del recurso.

Del presupuesto, dijo que el 40 por ciento va destinado al pago de la nómina, incluyendo jubilados y pensionados. Informó que además afectará algunas demandas que ya culminaron y se tienen que negociar los pagos por aproximadamente 5 millones de pesos. 

El tesorero subrayó que tendrá mucho qué ver la habilidad política de gestión del presidente municipal en las bolsas de la Federación y el Estado, por lo que tendrá que salir a buscar el recurso de manera insistente.

Tesorero municipal, José Luis Villagrana Olivares. Foto: EL DEBATE

A la espera

El municipio de Escuinapa se encuentra a la espera de la aprobación del Presupuesto de Egresos 2019, ya que enviaron una propuesta de 398 millones de pesos, cifra que duplica los 184 millones que se ejercieron en este municipio durante 2018.  

Ileana Margarita Barrón Aguilar, tesorera municipal, explicó: “Aún estamos a la espera... pero hemos dado prioridad a los rubros de obra pública y seguridad pública, para poder realizar obras prioritarias para zonas vulnerables y adquirir patrullas, ya que nos encontramos con el parque vehicular inoperante”. 

Señaló que si el municipio solo recibe 184 millones de pesos, tendrá dificultades para operar, ya que mensualmente se reciben 9 millones de pesos de la cuenta corriente y alrededor de 3 millones por parte del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun),  sin embargo, de estos recursos, 5 millones de pesos se destinan a salarios, y para energía eléctrica y gasolina, 2 millones. 

 Ileana Margarita Barrón Aguilar. Foto: EL DEBATE

Dijo que la gran mayoría de este presupuesto se va en gastos de operación y no alcanzaría para hacer obras para el pueblo, mejoras a parques o para brindar los servicios públicos. Informó que la deuda pública que les fue heredada es de 4 millones de pesos a proveedores; de ISR, 8 millones de pesos al dejarse de pagar desde el 2015, y a largo plazo existe una deuda de más de 15 millones de pesos.

Buscan un impulso

A pesar de que siguen a la espera a que se asigne el presupuesto al gobierno de San Ignacio después  que los diputados lo sometieran a revisión, el presidente municipal Iván Ernesto Báez Martínez ha fijado como prioridad de inversión trabajar en cuatro ejes, que son turismo, ganadería, pesca y minería, ya que son los puntos fuertes del municipio para lograr un avance económico. Resaltó que en sueldos se eroga un millón 250 mil pesos quincenales, lo que da un total de 30 millones anuales, restándole aguinaldos y otras prestaciones. 

Asimismo, indicó que se presupuestaron 300 mil pesos para el pago del ISR de diciembre. Aclaró que la administración no dejó ningún tipo de deuda.

Año difícil

Felipe Garzón, alcalde del municipio de Concordia, comentó que el presupuesto que se tiene para 2019 es muy ajustado. Recibieron 117 millones de pesos. Recalcó que en relación con el año pasado no existe un incremento. Aclaró que el 60 por ciento de este dinero será destinado al pago de nóminas y prestaciones de trabajadores sindicalizados, de confianza y Seguridad Pública. 

El alcalde describió el 2019 como un año difícil, sin embargo, se espera contar con el apoyo del Gobierno del Estado y la Federación. Explicó que la prioridad del municipio será realizar obras de agua potable, drenaje, alcantarillado y electricidad, ya que hay colonias y comunidades sin alumbrado público.

Para cubrir estos gastos, el presidente municipal dijo que se usará el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), el cual asciende a 22 millones de pesos. 
Garzón recalcó que será necesario aumentar la recaudación para salir adelante. Refirió que está dando la cara al pueblo para explicar la situación en la que se encuentra Concordia.

Austeridad 

El municipio de Mazatlán recibe el año con un presupuesto que asciende a los 2 mil 900 millones de pesos, de los cuales, más del 50 por ciento será destinado al pago de salarios y prestaciones laborales de los trabajadores de confianza y sindicalizados, explicó el regidor Rodolfo Cardona.

Agregó que para contrarrestar esta situación y por consecuencia fortalecer los rubros que sufran una disminución, se recortarán gastos, empezando por la gasolina usada para los vehículos del municipio. También se buscará estandarizar los salarios de los funcionarios.

El tesorero del Ayuntamiento de Mazatlán explicó que a pesar de que el presupuesto no cumple con las expectativas que se tenían, es necesario implementar una fiscalización más fuerte. 

Dio como ejemplo el último mes de 2018. En este se llegó a recaudar un poco más de 2 millones de pesos por concepto de derecho de piso. Esta cifra fue catalogada por el funcionario como muy buena e histórica. Agregó que se empezará a cobrar correctamente por espectáculos públicos y se ha aumentado el número de boletas de infracción en Seguridad Pública. 

Dijo que será prioridad impulsar la seguridad y servicios públicos. Si bien el alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez, comentó que se procederá de manera legal en contra de los morosos del predial, se  pudiera llegar a llevar a los embargos. 

En esta nota: