Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Los Mochis

Plaguicidas prohibidos, presentes en la agricultura

UAIS realiza una serie de actividades en el marco de la Semana Nacional de Ciencia y Tecnología

Por: Hugo Mora

Conferencia a estudiantes y maestro de UAIS.(Jorge Cota/ EL DEBATE)

Conferencia a estudiantes y maestro de UAIS. | Jorge Cota/ EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Para fomentar entre los estudiantes la cultura de la investigación y la búsqueda del conocimiento, la Universidad Autónoma Intercultural de Sinaloa (UAIS) realizó ayer una serie de actividades en el marco de la XXV Semana Nacional de Ciencia y Tecnología con el tema Desastres Naturales: Terremotos y Huracanes.

Con el tópico “Cuando la economía se encuentra con las ciencias naturales y con las del medio ambiente”, la doctora en economía agrícola por la UNAM Rosario H. Pérez Espejo impartió conferencia magistral ante decenas de alumnos y maestros de la UAIS en su unidad Mochicahui. 


Plaguicidas prohibidos

Señaló que en México se usa más el plaguicida como el Paration Metílico, el cual se encuentra prohibido en todo el mundo, y se sigue usando en nuestro país porque las compañías se escudan en que ya tenían la concesión antes de la prohibición. 

“Diversas compañías transnacionales como Monsanto y Singenta, amparadas en concesiones, no respetan los reglamentos, y la autoridad no hace nada para detener la contaminación de valles fértiles debido a la utilización de un plaguicida mundialmente prohibido”, mencionó Pérez Espejo.

Explotación 

Pérez Espejo señaló que una de las ramas de la economía es la de los recursos naturales que hablan sobre la explotación de la agricultura, la pesca y la minería, entre otras actividades, y las medidas que se tienen que tomar para que estas actividades desaparezcan.

“La economía ambiental surge cuando el problema ambiental es muy obvio. Antes la humanidad contaminaba y a nadie le importaba porque los ríos tenían una capacidad de disolución, la población era menor, porque no consumíamos ni producíamos como producimos hoy, pero ahora la contaminación es notable, y en esto, para disminuir la contaminación que se ha generado, se deben preocupar el gobierno y la población.” 

Por último, mencionó que la contaminación en el agua está presente en la práctica agrícola y detalló que entre 1998 y 2006 inició un trabajo de investigación sobre este tema y en conjunto con un grupo de investigadores se había encontrado con una serie de irregularidades que contaminan el vital líquido y las tierras de cultivo.

En esta nota: