Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Los Mochis

Despiden al empresario Leonardo Félix

A la misa acuden familiares y amigos para decirle adiós a un ícono del mundo empresarial en el norte de Sinaloa

Por: El Debate

Sentido adiós a Leonardo Félix .(EL DEBATE)

Sentido adiós a Leonardo Félix . | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Sonaron puntuales las campanas de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús. La cita para la despedida de las cenizas de Don Leonardo Félix estaba marcada a las 5:00 de la tarde. Desde temprana hora, familiares y amigos comenzaron a arribar y rápidamente llenaron el lugar; todos querían despedir al empresario, al amigo, al aficionado al mar.

Llegan las primeras flores para el fallecido empresario, Leonardo Félix. Foto: EL DEBATE

La iglesia representativa de la ciudad de Los Mochis prácticamente fue insuficiente para dar cabida a todos los asistentes. Primero lo hicieron los familiares que llegaron portando las cenizas en la urna y después uno a uno los representantes de la sociedad mochitense, empresarios, políticos y amigos; todos deseaban dar el último adiós a Don Nalo Félix, como muchos lo conocían.

El empresario Rigoberto Cuadras fue el primero en llegar a la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús para despedir a Leonardo Félix. Foto: EL DEBATE

El momento litúrgico inició cuando arribó al lugar el gobernador Quirino Ordaz Coppel, quien de inmediato se dirigió a los familiares y les dio el pésame. 

Quirino Ordaz y Rossy Fuentes llegan a la iglesia donde se lleva a cabo la misa. Foto: EL DEBATE

En ese momento inició la misa, la cual fue concelebrada pues participaron el padre Joel Chaira, el padre salesiano Gerardo Gómez y el diácono Germán Pérez y estuvo presidida por el vicario episcopal zona norte, Héctor Eduardo León Galindo.

“Juntos, como la gran familia de los hijos de Dios que somos, oramos por el eterno descanso de Don Leonardo, con quien teníamos vínculos de parentesco, de amistad y de estima, rogando a Dios Nuestro Señor le conceda la paz de su alma, que premie sus buenas acciones”, dijo.

El gobernador Quirino Ordaz da el pésame a la  señora Rosalina de Félix. Foto: EL DEBATE

La liturgia

En su mensaje, el vicario episcopal recordó lo que decía la Madre Teresa Calcuta acerca de la vida, un poema muy hermoso que creó y que Leonardo lo vivió a plenitud.

“Decía nuestra Madre Teresa de Calcuta: la vida es una bendición, disfrútala; la vida es un sueño, hazla realidad; la vida es un reto, afróntalo; la vida es un juego, juégalo; la vida es algo preciado, cuídala; la vida es algo valioso, consérvala; la vida es un misterio, descúbrelo; la vida es una promesa, cúmplela; la vida es dolor, supéralo; la vida es un himno, cántalo; la vida es un combate, acéptalo; la vida es una aventura, desafíala; la vida es una tragedia, enfréntala; la vida es suerte, merécela; la vida es vida, defiéndela. Quienes tuvimos el privilegio de convivir y de conocer a Don Nalo sabemos que este pensamiento poema de la Madre Teresa de Calcuta lo vivió a plenitud”.

El gobernador da el pésame a Rosalina de Félix. Foto: EL DEBATE

Agregó que Cristo Nuestro Señor en una ocasión dijo “yo los he destinado para que vayan y den fruto y su fruto permanezca, y por sus frutos los conocerán”, y también dice la aclamación del Evangelio “vengan benditos de mi padre, tomen posesión del reino preparado para ustedes. Que sus obras buenas los acompañen”.

Leonardo Félix entra a la iglesia con las cenizas de su padre. Foto: EL DEBATE

"Hoy aquí estamos elevando nuestras plegarias a Dios Nuestro Señor para que reciba a Don Nalo y le conceda ese premio, esa paz eterna, donde vendrán los frutos que durante su vida fue produciendo. Yo creo que Don Nalo tenía 5 grandes motivaciones, y tal vez muchas más: su primer gran motivo de vivir, su familia; otra de sus grandes motivaciones fue su trabajo, sus proyectos, sus deseos de progresar de crecer, de ser el mejor; otra de sus grandes motivaciones, sus amigos; indudablemente su más grande motivación también el mar, el salir a contemplar las maravillas de la creación. Creo que es un gran ejemplo el que él les deja a su familia, a sus nietos, a sus bisnietos, a su esposa y a todos sus amigos”. 

Familiares dan el último adiós a Leonardo Félix. Foto: EL DEBATE

La despedida

Posteriormente a la celebración religiosa llegó el momento de la despedida, de la triste despedida. Los amigos de Nalo Félix se acercaban y trataban de dar apoyo y fuerzas a los familiares, quienes no podrían ocultar las lágrimas por el ser querido que tomó el camino final, pero dejó con su entrega una profunda huella de dedicación y trabajo que se vio reflejada por todas las empresas que creó en su entorno y más allá de las fronteras del estado.

Hijos de don Leonardo Félix entran a la iglesia con las cenizas de su padre. Foto: EL DEBATE

En el exterior de la iglesia montaron guardia socorristas e integrantes del benemérita Cruz Roja Mexicana. Varias ambulancias daban un silencioso adiós y reconocimiento a un hombre que además supo darse el tiempo para ayudar. 

Descanse en paz el empresario, el amigo, el benefactor, el hombre de mar.  

Enrique Félix recibe el pésame. Foto: EL DEBATE

La vida de Don Leonardo

Nacido en Los Mochis el 30 de octubre de 1934, en una familia conformada por Leonardo Félix y Carmelita Gutiérrez, originarios de Navojoa, Sonora, quienes llegaron a Los Mochis en 1933, el empresario brilló desde muy joven por sus aptitudes en la natación, el sky acuático, el golf, la aviación y el yatismo y, no se diga, en el trabajo, al que le dedicaba gran parte de su tiempo.

Leonardo es el primero de cinco hermanos: Leonardo, Yani, Rubén, Martha Irene y Lorena, quienes lloran su partida.

Familiares y amigos acudieron a darle el último adiós al empresario Leonardo Félix. Foto: EL DEBATE

Casado con Rosalina Ruiz Valenzuela, con quien procreó cinco hijos: Rosalina, Leonardo, Margarita, Carmen Eloísa y Enrique, el empresario mochitense tuvo amplia influencia política desde el trienio del expresidente municipal de Ahome Mario López Valdez, tanto que durante su triunfo en 2010 como gobernador, el exgobernador lo llamó su padre empresarial.

En la Parroquia del Sagrado Corazón despidieron a Don Leonardo Félix. Foto: EL DEBATE

Estudios

Leonardo Félix Gutiérrez, quien cursó sus primeros años escolares en Los Mochis, una vez terminada la secundaria se fue a Hermosillo, Sonora, a estudiar Teneduría de Libros (hoy Contaduría). De ahí regresó a Los Mochis para hacerse cargo de la ferretería propiedad de la familia. Después sería el único dueño y la convertiría en Ferretería Félix hasta 1990, cuando la vendió a Matco para dedicarse al ramo automotriz.

Empresarios y funcionarios llegan a misa. Foto: EL DEBATE

Dedicado también al ramo inmobiliario, adquirió terrenos en Topolobampo, La Paz, Loreto, Los Cabos y Los Mochis. En 1985, compró la concesión de la agencia de automóviles Chevrolet, propiedad del exalcalde Canuto Ibarra.

Empresarios y funcionarios llegan a misa. Foto: EL DEBATE

Después, en 1992, formó la empresa Félix Automotores y construyó el edificio donde se encuentra actualmente, en Independencia y Río Fuerte. Era uno de los hombres de negocios más reconocidos del norte de Sinaloa.

Don Leonardo Félix Gutiérrez. Foto: EL DEBATE

La pérdida de Leonardo fue para todo Sinaloa: Quirino Ordaz

“Venimos a estar con la familia, a solidarizarnos. La verdad es que esta es una lamentable pérdida para Sinaloa.
 

Leonardo fue un muy buen hombre, un gran ser humano, un empresario muy promotor, muy echado para adelante. No paraba, trabajaba todo el día y nada más estaba viendo cómo construir, hacer, sumar, siempre para fortalecer a Sinaloa.”

El gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel. Foto: EL DEBATE

Aportó mucho al desarrollo regional: Mario López Valdez

“Nos causa un gran pesar, nos deja un gran hueco. Fue un hombre dinámico, un hombre que aportó mucho al crecimiento y al desarrollo. A muchos nos enseñó a trabajar. Fue un hombre que hizo crecer a la zona, que todos los días se levantaba muy tempranito a ver qué hacía. Las generaciones presentes debemos fijarnos en hacer místicas de trabajo, de ese compromiso social que él sentía y vivía. Yo en lo personal tengo mucho que agradecerle. Él transformó mi vida, me enseñó, me respaldó y yo lo llamaba siempre mi padre empresarial.”

El exgobernador de Sinaloa, Mario López Valdez. Foto: EL DEBATE
En esta nota: