Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Los Mochis

Indígenas y ambientalistas se amparan contra Conagua

Exigen que se suspendan los trabajos de desazolve en la margen del río Fuerte; aseguran que se trata de un proyecto devastador y autoritario

Avatar del

Por: Marisela Jolie

Conagua continúa con los trabajos de desazolve del río Fuerte en San Miguel.(Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE)

Conagua continúa con los trabajos de desazolve del río Fuerte en San Miguel. | Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Indígenas y ambientalistas interpusieron ante el Poder Judicial de la Federación un amparo contra la Conagua para frenar los trabajos de desazolve en la ribera del río Fuerte.

Señalan que no hubo consenso con la ciudadanía  ni se tomó en cuenta a los pueblos indígenas para llevar a cabo la devastación en el afluente.

En ese sentido, Franco Souza Echave aseguró que se trata de un proyecto devastador y autoritario; destacó que viola muchas normas, principalmente la de ecología y medio ambiente, y resaltó que no se está respetando la flora y la fauna del lugar. Exigen que la Conagua detenga la obra y presente un estudio de impacto ambiental.

Denuncian a la Conagua

“No se tomó en cuenta a los pueblos indígenas,  violando así el artículo segundo constitucional, de usos y costumbres, por eso levantamos la voz y nos inconformamos por las acciones que está haciendo Conagua y pedimos que se suspenda todo trabajo que se esté realizando en el margen del río fuerte”, dijo.

El presidente de SM Ecopark, AC, informó que los trabajos de desazolve iniciaron el 3 de septiembre, pero debido a la inconformidad de los habitantes y por la fuerza social se detuvieron. Fue hasta el 2 de octubre que las máquinas volvieron a ingresar.

Resaltó que esas acciones están acabando con el balneario natural.

Los inconformes, además, interpusieron ayer una queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos por la devastación de este lugar.

Temen por el río

“Hemos platicado con  ingenieros, y nos han dicho que el trabajo de desazolve como se está manejando en el río Fuerte, con un ancho de 100 metros, prácticamente va a acabar con todo y las personas no se van a poder bañar, está quedando como canal, ese balneario natural que tenemos en San Miguel ya no va a existir”, refirió.

El ambientalista indicó que el material extraído de las riberas del río Fuerte se ha estado depositando en la llamada “zona de tiro”, pero exigen una investigación que lo confirme.

Indígenas inconformes

Por su parte, Virgen de Rita Aguilar Cevejeca afirmó que llegarán hasta las últimas instancias para defender su tierra y sus tradiciones. La gobernadora tradicional indígena de San Miguel aseguró que para la realización de dichos trabajos, la Conagua no tomó en cuenta la opinión de las comunidades indígenas que ella representa.

“Todas las comunidades están inconformes, no sabemos qué están haciendo ni quiénes negociaron esto, dónde están quedando esos materiales que están sacando, vale mucho dinero lo que tenemos en ese río; además, nos preocupa a dónde se van a ir los animalitos que viven en el río como las iguanas, los coyotes, los venados, hay hasta cochis jabalí y gatos montés. Por eso debieron consultarnos a nosotros como comunidad indígena, no sólo a los comisariados ejidales, nosotros debemos defender nuestros derechos como indígenas”.

En esta nota: