Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Los Mochis

"Tenía miedo, estábamos atrapados en el fuego"

Juan Héctor sufrió quemaduras de primer grado en su brazo derecho, rostro y cuello al quedar atrapado entre las llamas

Avatar del

Por: Marisela Jolie

Juan Héctor cuenta la amarga experiencia que vivió durante el incendio.(Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE)

Juan Héctor cuenta la amarga experiencia que vivió durante el incendio. | Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Después de permanecer cuatro días hospitalizado, Juan Héctor, de trece años, regresó con su familia. El menor fue una de las víctimas del incendio que consumió una vivienda en la colonia Libertad el pasado viernes 2 de noviembre. 

Sufrió quemaduras de primer grado en su brazo derecho, rostro y cuello al quedar atrapado entre las llamas. 

Recibió atención médica en el Hospital General de Los Mochis, y al mostrar mejoría pudo reencontrarse con su mamá y su hermanito. “Me dijeron en el hospital que me siga tomando las pastillas para el dolor y la infección, y que me siga bañando y poniendo la pomada en las quemaduras”, expresó.

Juan Héctor, el afortunado sobreviviente, recuerda con nostalgia el trágico siniestro que consumió su hogar.

Recuerda la tragedia

“Me acuerdo que estábamos dormidos y escuchamos un ruidajo, nos despertamos. Mi mamá y mi tío abrieron la puerta para ver qué era y vieron el fuego. Cuando queríamos salir, mi mamá estaba intentando abrir la puerta, y como yo no aguanté el fuego, me regresé para el cuarto para aguantar más. Cuando escuché que me estaba gritando mi mamá, yo ya iba para afuera, y fue cuando ella se metió por mí”, indicó.

El menor asegura que llegó a temer por su vida mientras se encontraba atrapado en medio del fuego. 

Pensé en salir de la casa y salvarme, tenía miedo, porque la puerta no la podía abrir mi mamá, pero al final la pudo abrir.

Extrañaba a su familia

Durante su estancia en el hospital, su deseo era reunirse con su familia. “Ya quería ver a mi familia, los extrañaba, estaba preocupado por mi hermanito, pero cuando me dijeron que no se quemó mucho, nada  más la uña y una orejita, me sentí mejor”, señaló.

Juan Héctor sobrevivió a la tragedia y agradece a Dios por mantenerlo a salvo junto a su familia. Se siente conmovido por la buena voluntad de la gente, que sin conocerlos los está ayudando. Estudia el primer grado de secundaria y su anhelo es convertirse en un gran doctor. 

Sentí mucha la alegría al saber que nos están ayudando. Muchas gracias a todos, finalizó.

Rosa Aidé López, mamá de Juan Héctor, agradece a todas las personas que los han ayudado. Foto: EL DEBATE

Reciben ayuda 

Su madre, Rosa Aidé, se siente contenta de tener a su familia reunida una vez más. Continúan viviendo en casa de sus amigos y agradece la ayuda que ha llegado a sus vidas después de compartir su historia.

“Gracias a Dios, después de compartir nuestra historia, hemos recibido ayuda. Nos han traído ropa y zapatos para mí y para mis hijos. Hicieron el evento en el lavado de autos y mucha gente vino a hacer su aportación, también hemos recibido apoyo económico en el número de cuenta que les dimos. Les doy las gracias de corazón. Dios los bendiga a todos y les pido que no nos dejen abajo en estos momentos que lo necesitamos.”

En esta nota: