Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Los Mochis

Empleado de UAIS pide restitución; rectora dice que no lo han despedido

Ernesto Grijalva presenta denuncia por amenazas y discriminación, en perjuicio de sus derechos laborales 

Por: El Debate

Ernesto Grijalva muestra la denuncia presentada ante la PGJE.(EL DEBATE)

Ernesto Grijalva muestra la denuncia presentada ante la PGJE. | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- El encargado del comedor de la Universidad Autónoma Intercultural de Sinaloa (UAIS), Ernesto Grijalva Anaya, demandó a la rectora, dirigentes sindicales, coordinador de asesores y secretaria general de la institución, por amenazas y discriminación, en perjuicio de sus derechos laborales.

Exige la reinstalación en su puesto de trabajo, en el que permaneció desde el 15 de mayo de 2017, aunque la universidad informó que no lo han cesado, sólo pretendían reubicarlo porque había muchas quejas de los estudiantes por malos tratos.

Acompañado de su abogado, Alberto Ortega, exigió la separación del cargo de la rectora en tanto enfrenta más de cinco denuncias laborales que interpusieron trabajadores cesados en su periodo, así como el proceso que lleva contra el dueño de un semanario.

La denuncia y/o querella la interpuso el 25 de octubre ante el agente del ministerio público del fuero común especializado en delitos de tramitación común de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

En el documento señala a la rectora María Guadalupe Ibarra Ceceña; a Celso Armenta, dirigente del Sindicato Único de Trabajadores de la UAIS, e Isaac Valdez, del STASE; al coordinador de asesores, Ignacio Flores, y a Míriam Fabiola Guerrero Escalante, secretaria general de la Universidad, como probables responsables en la comisión de los delitos de amenazas, discriminación y los que resulten, en perjuicio de sus bienes jurídicos y laborales.

La denuncia presentada contra los funcionarios y líderes sindicales de la UAIS. Foto: EL DEBATE

Exposición de motivos

Ahí expone las razones del cese. Asegura que lo quitaron del puesto porque dio a conocer presuntas corruptelas que pensaban hacer. “No acepté, denuncié y me corrieron”, dijo.

Aunque no quiso especificar cómo se haría supuestamente la maniobra, dejó entrever que él tendría que vender la comida de los estudiantes para obtener esos recursos, no con “artimañas con los proveedores”.

El miércoles 24 de octubre, el contralor interno Anselmo Valenzuela le indicó que pasara a Recursos Humanos.

No lo han cesado

Entrevistada al respecto, la rectora Guadalupe Ibarra dijo que la realidad es que a Ernesto Grijalva nunca se le ha despedido. 

“Había muchas quejas de estudiantes y trabajadores y se habló con él. Le pedí que mejorara el trato con los estudiantes y trabajadores a su cargo; cambió y mejoró unos días, pero volvieron las quejas de estudiantes y profesores. 

El miércoles pasado se puso a disposición de Recursos Humanos para reubicarlo en otra área, pero ya no se ha presentado, mas no se despidió.

Y agregó: “Es un buen cocinero, de eso no cabe la menor duda, pero no tiene por qué meterse con los estudiantes ni tratar mal a los trabajadores”, indicó la rectora.

En esta nota: