Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Los Mochis

“Las personas mueren hasta que son olvidadas”

Música, comida tradicional, recuerdos y alegría predominaron en el Día de Muertos 

Por: Hugo Mora

> Los panteones lucieron muy coloridos con flores, velas y veladoras.(eldebate)

> Los panteones lucieron muy coloridos con flores, velas y veladoras. | eldebate

Los recuerdos no faltaron en los panteones municipales de Ahome durante el Día de Muertos, donde cientos de dolientes provenientes de diversos lugares del estado y del país festejaron a sus familiares que se adelantaron en el camino.

Con comida tradicional del gusto del difunto, así como con música y rezos, los dolientes rememoraron un día más a sus papás, abuelos, tíos y otros familiares que en vida consintieron. 

“Nosotros lo seguimos recordando, los seguimos queriendo y amando. Siempre he dicho que ellos jamás mueren ni se van de nuestro lado hasta que se olvidan, y eso no pasará”, señaló Beatriz Beltrán. 

Tradiciones
Señaló que cada Día de Muertos acude a las tumbas de sus familiares y les lleva lo que más le gustaba, como comida y bebidas. Posteriormente se le reza un rosario en compañía de toda la familia y desempolvan el baúl de memorias, donde en vida su familiar jugaba con ellos, los protegía y les contaba alguna anécdota que les servía como experiencia para su vida.

Fueron unas personas excepcionales, por eso las queremos y las protegemos, y cada 2 de noviembre venimos, limpiamos sus tumba y les traemos un poco de flores y a veces música

Por los angostos caminos del Panteón Municipal de Los Mochis se ven cruzar decenas de personas, algunas pensando en lo que harán durante este día, otros pensando qué le habría gustado a su familiar que le trajeran. 

Mauricio Castro relató que cada Día de Muertos acude a la lápida donde descansa su padre y en ocasiones habla con él, le cuenta su vida y lo que ha hecho durante todo ese año. Confiesa que nunca deja de pensar en ese padre amoroso que lo cuidó desde bebé y ahora le toca a él cuidar y tener en su memoria a su progenitor:

“A veces me dicen que por qué no le traigo cerveza o cosas así, y yo les digo que no, que él nunca le gustaba la cerveza. Hay muchos consejos de mi padre que los aplico en mi vida, y esos siempre estarán en mi mente, y claro que los seguiré usando con mi familia y en la vida diaria”, señaló.

Festejo
La música de banda y los “chirrines” son los que predominan en este día en algunas tumbas de los panteones. Los dolientes cantan y bailan, ya que la tristeza se ha ido y el amor hacia sus seres queridos sigue más fuerte que nunca.

“La música es fundamental para este día, ya que no se puede estar triste cuando toda la familia se reúne para estar con sus seres queridos, que ahora están en un lugar mejor. Nadie quiere que nadie se muera, pero Dios así lo quiere, y ni modo, ¿qué le podemos hacer? Por eso los recordamos con amor, con música y con mucha alegría, porque ellos así lo hubieran querido. Nosotros somos felices porque ellos están felices y sin ningún dolor que aquí en este mundo tenían”, señaló Jacinto Félix.

Por último, los dolientes mencionaron que esta celebración es algo irónica de México y es lo que le da identidad al pueblo mexicano, por lo que debe celebrarse siempre y eliminar las otras celebraciones que no son de nuestro país. 

Aprueban operativo
El operativo implementado por el Ayuntamiento de Ahome en el que participó Protección Civil, Seguridad Pública, Servicios Públicos, entre otros, permaneció durante todo el día en los principales panteones de Los Mochis. Atendieron cualquier situación que se pudiera suscitar, por lo que los dolientes lo aprobaron y festejaron.

“Pues qué bueno que lo hacen, así podemos sentirnos más seguros porque ya sabemos adónde ir si llega a suceder un accidente. Lo que me gustó es que aunque había mucho tráfico, los tránsitos se comportaron de una manera amable y dirigían el tránsito bien”, señaló Oralia Galaviz. 

En contraste, los ciudadanos rechazaron y reprobaron que se encontrara un poco sucio el Panteón Municipal, por lo que exhortaron a las autoridades a realizar lo posible para que esto no se vuelva a repetir, ya que da una muy mala imagen a este cementerio.

“Está muy sucio, por todos lados hay basura; sí andaban recogiendo y trabajando, pero estaba sucio el panteón. Creo que no se debió haber hecho esa limpieza hasta hoy, sino desde antes haber estado limpiando y quitando toda la maleza que salió con las lluvias”, mencionó Eduardo Castro. 

Lo mismo se vivió en los panteones del municipio, así como en El Fuerte y Choix. En los municipios vecinos y en la zona rural de Ahome la tradición es velar la noche del 1 de noviembre, en una mezcla con la cultura yoreme, donde se prenden veladoras sobre la tumba.

En esta nota: