Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Lavado de manos es importante para la salud / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

Lavado de manos es importante para la salud / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

Guamuchil

La importancia de lavarse bien las manos

Existen muchas maneras de lavarse las manos, pero no todas quitan la mayoría de los gérmenes, por ello es importante conocer la forma

Avatar del

Por: Abigaíl Soto

Guamúchil, Sinaloa.- Lavarse las manos es la mejor manera de evitar la propagación de muchas enfermedades, según la OMS, por ello es importante saber cómo y cuándo lavarse las manos y por qué. 

Una buena higiene de las manos ayuda a prevenir la propagación de gérmenes que provocan enfermedades comunes, como los resfriados y el dolor de estómago, que son muy comunes entre los más pequeños, pues casi no tienen defensas. 

Es esencial que tanto los niños como los adultos entiendan por qué son tan importantes las manos, ya que estas les ayudan a comer, trabajar, jugar y divertirse, así como es fundamental que aprendan por qué es importante lavarse las manos.

Las manos transportan gérmenes perjudiciales, llamados microorganismos o bacterias, estos se pueden propagar al tocar los objetos o se pueden transmitir a los demás.

Es importante realizarse bien el lavado ya que las manos contraen gérmenes / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

Para cada actividad se debe de tener higiene, pero sobre todo cuando se termina una jornada laboral, un juego, la hora de la comida y al momento de ir al baño se deben de lavar las manos, así como después de tocar o alimentar animales, incluidas las mascotas; después de sonarse la nariz, toser o estornudar; después de tocar la basura o cualquier objeto que pueda estar sucio y antes de irse a dormir.

¿Cómo deben lavarse las manos? 

Las recomendaciones son, primeramente, mojarse las manos. Deposite en su mano una cantidad de jabón suficiente para cubrir todas las superficies de la mano, frótese las palmas de las manos entre sí, frótese la palma de la mano derecha contra el torso de la mano izquierda, entrelazando las manos y viceversa. Frótese las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados. 

Frótese el dorso de los dedos con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos. Frótese con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa. Frótese la punta de los dedos con la palma de la mano opuesta haciendo un movimiento de rotación y viceversa. Enjuáguese las manos con agua, séquese con una toalla desechable, sírvase de la toalla desechable para cerrar el grifo, y sus manos quedaron limpia


En esta nota: