Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guamuchil

La sufren por el tremendo hoyo

Vecinos del sector aseguran que ya han ayudado a sacar varios carros que han caído al tratar de bajar del pavimento hacia la terracería.

Avatar del

Por: Ramón López

Así quedaron las calles afectadas tras las lluvias / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Así quedaron las calles afectadas tras las lluvias / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Al parecer las afectaciones que dejó la depresión tropical 19-E desde el pasado 20 de septiembre todavía se sienten en algunos sectores de la ciudad de Guamúchil, y en algunas calles de la colonia Cuauhtémoc no es la excepción, ya que varios vehículos han sido afectados por un enorme hoyo que la erosión del agua dejó a su paso en un cruce de calles por donde corre un arroyo.

De acuerdo con algunos vecinos, el problema es en el cruce de las calles Salvador Alvarado y Tezozómoc, siendo esta última por donde tiene su cauce un arroyo natural que siempre ha pasado por ahí, pero es debido a las lluvias del pasado mes de septiembre, que al caer del pavimento a la terracería, la fuerza de la corriente dejó un gran agujero, ocasionando que el pavimento quedara como un enorme escalón, lo que hace imposible a los automovilistas circular por ahí aunque tengan la necesidad de hacerlo. 

Asimismo, la ciudadanía señala que ya van varios carros que son afectados por este problema, pues al no saber los conductores del estado de esta bajada, terminan mal, y es que muchas veces, aunque vean el hoyo, frenan de una, pero no es suficiente para que se quiten el golpe, y como prueba es que en el pavimento hay algunos rayones que dejan las llantas. 

Los vecinos aseguran que ya varias veces han reportado la problemática a Obras Públicas, pero hasta el momento no les han dado una respuesta ni han acudido a ver cómo solucionar el problema, el cual también se da una esquina antes del cruce mencionado, en Tezozómoc y Francisco I. Madero.

Otro problema que hay en el sector es que el monte está por todos lados y esto ocasiona que haya moscos y bobitos, lo cual molesta a las personas que viven ahí.

En algunos solares de esta área el monte crece mucho / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

En esta nota: