Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guamuchil

A las familias sinaloenses no les alcanza para alimentarse bien

De acuerdo a especialistas, la alimentación que presentan es pobre en nutrición por el bajo salario que obtienen.

Avatar del

Por: Esmeralda Bañuelos

El aumento de los precios de los alimentos que integran la canasta básica ha sido constante en este año / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

El aumento de los precios de los alimentos que integran la canasta básica ha sido constante en este año / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- El 70 por ciento de la población en Sinaloa presenta obesidad, de acuerdo a cifras de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut). Por si fuera poco, nuestro estado se encuentra en primer lugar en obesidad infantil. Esto explica que la alimentación de un sinaloense es pobre en nutrición, siendo el principal causante de este problema el bajo salario que perciben las familias para lograr alimentarse bien, informó la doctora Laura Gerardo Inzunza

Actualmente los principales alimentos que integran la canasta básica de las familias sinaloenses son la tortilla, huevos, leche y ocasionalmente el frijol, informó la doctora. 

Señaló que además el sinaloense ha tendido mucho a consumir pastas, por su fácil preparación y el bajo costo. Pero esta canasta carece de muchos nutrientes de frutas y verduras, que es lo que se pide que se consuma mayormente. Las bebidas que abundan en el consumo son los refrescos y las preparadas, que se compran en sobres, por ser baratas. 

La especialista explicó que lo que está fuera del alcance de los sinaloenses y de la población en general son las carnes rojas, porque es la que tiene más costo ahorita. Por tal motivo las familias tienden a consumir más pollo y pescado. 

La especialista mencionó que el factor económico sigue predominando como la causa de la mala alimentación, ya que a las personas no les alcanza para comprar alimentos nutritivos, debido al encarecimiento de los productos y el bajo salario que presenta más de la mitad de la población. Por lo tanto, una familia de cuatro personas podría gastar en promedio 500 pesos para surtir la despensa de una semana, para comprar lo básico, mas no lo adecuado.  

Los principales factores de la mala alimentación son en primer lugar el económico, el bajo salario. Otra causa es que no se tienen horarios fijos para comer, principalmente por las condiciones de trabajo se carece de tiempo. Laura Gerardo Inzunza comentó que en los casos que ha atendido está presente la costumbre de “no nutrirse sino llenarse”, que ocasiona enfermedades como obesidad y diabetes. 

Actualmente una alimentación sana es muy costosa, por los altos precios de los productos en la canasta básica, concluyó la doctora. 

En esta nota: