Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Los peligros están latentes en el internet / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Los peligros están latentes en el internet / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Guamuchil

Alerta, en internet no todo es verdad

Entérate de las recomendaciones al usar internet y redes sociales

Avatar del

Por: Esmeralda Bañuelos

Guamúchil, Sinaloa.- La mayoría de las personas usan internet hoy en día, en especial los menores de edad y adolescentes. Es común ver en cualquier casa, calle, ciudad, centro comercial o escuelas a niñas y niños con un celular en la mano, entretenidos con la pantalla.

Algunos menores de edad utilizan internet para pasar el tiempo, jugar videojuegos, escuchar música o elaborar tareas. Otros prefieren gastar su tiempo en las redes sociales. De cualquier manera, el uso del internet debe hacerse de manera responsable. Entérate de algunas recomendaciones para protegerte de riesgos y proteger a tu familia.

No hablar, chatear o citarse con desconocidos, nunca revelar contraseñas personales, tener cuidado con el uso de la cámara, y seleccionar las fotos que se sube a las redes sociales y no aceptar desconocidos para añadirlos como contactos. Es importante seleccionar entre quiénes son amigos o solo contactos y proteger la identidad digital en las redes sociales. 

Los menores están expuestos a peligros en las redes / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Ante cualquier sospecha de riesgo se debe denunciar cualquier anormalidad, ofensa o abuso. La regla más importante a seguir: nunca citarse con alguien que se conoció en redes sociales, y nunca comprar nada en internet sin permiso de los padres. Esto te permitirá evitar fraudes.

Otra de las formas de protección es evitar publicar nombres, direcciones, teléfonos o datos de otras personas. No acosar a nadie y mucho menos participar en ciberbullying. 

La regla más importante para evitar peligros, al recibir mensajes de acoso, es avisar a los padres de inmediato y sin miedo. El callarse aumenta el nivel de riesgo a ser víctima de alguien que busca aprovecharse de las redes para con malos propósitos enganchar a menores. No se puede confiar en quién realmente está detrás de la pantalla, porque “en internet no todo es verdad”.

En esta nota: