Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guamuchil

Las aguas negras de Salvador Alvarado están cayendo al río

Manuel Beltrán, gerente de la Japasa, argumenta que este problema es a raíz del daño que sufrieron varias líneas

Avatar del

Por: Bardo Villa

Una buena cantidad de aguas negras corren por el río hacia Angostura / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

Una buena cantidad de aguas negras corren por el río hacia Angostura / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- En estos momentos lamentablemente el río se está convirtiendo en un gran foco de infección, debido a que el 100 por ciento de las aguas negras que se generan en Salvador Alvarado van y caen ahí.

Manuel Beltrán Urías, gerente de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Salvador Alvarado (Japasa), argumenta que este problema es derivado de los tubos de conducción que van hacia la laguna de oxidación que se dañaron en días pasados y también la afectación que hizo Ferrocarriles de México al reparar las vías.

Las aguas negras caen directo al río / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

“El problema ahorita es que de la parte alta de la línea de conducción que va hacia la laguna de oxidación hubo fuertes arrastres y el agua movió los tubos, los quitó de su lugar, además tuvimos otra ruptura acá en San Isidro, ahí Ferrocarriles, reparando el bordo de la vía, nos dañó un tubo, entonces ese tubo es el que queremos hacerle la reparación, pero no lo hemos podido hacer debido a que el agua que está entrando en la parte alta nos sale ahí, y pues estamos esperando a que bajen los niveles para ya arreglar todo", comentó Beltrán Urías.

La inversión que se requiere para hacer estas  reparaciones es de mínimo 300 mil pesos, cantidad que la está absorbiendo la misma Junta de Agua Potable. Ahorita los 120 litros por segundo de aguas negras que está emanando la ciudad están cayendo directamente al río".

Las aguas negras pueden ocasionar un grave problema de salud en la ciudadanía / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

"Se podría decir que es un 100 por ciento, pero ya una vez que quede concluida la reparación de esas líneas vamos a evitar el derrame en un 80 por ciento, pero eso será hasta que los niveles de agua nos permitan llevar a cabo los trabajos, pues el objetivo es que para este jueves, si Dios quiere, quede todo listo”, afirma Manuel Beltrán Urías, gerente de la paramunicipal.

En esta nota: