Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guamuchil

Ingresos de parcela escolar deben informarse cada año

El reglamento interno del ejido norma el uso de la parcela escolar. La ley indica la obligación de transparencia.

Avatar del

Por: Esmeralda Bañuelos

Existen pocos planteles que mantienen las tierras en uso con fines educativos / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

Existen pocos planteles que mantienen las tierras en uso con fines educativos / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Desde hace muchos años las parcelas escolares dejaron de utilizarse principalmente con fines educativos, que consisten en la enseñanza, la investigación y la difusión de las prácticas agrícolas. Situación que confirmó el jefe de Servicios Regionales del Évora, Lizandro Sillas López, al reconocer que en muy pocos planteles se utilizan con fines educativos como son las escuelas técnicas. 

La mayoría de éstas son rentadas a particulares. Respecto al uso del recurso que se obtiene de la renta, el funcionario afirmó que los ingresos de la renta de las parcelas escolares a particulares se usan exclusivamente para las necesidades de las escuelas.

El derecho del ejido a contar con una parcela escolar se establece en el artículo 70, vigente de la Ley Agraria desde el año de 1992 y que fue reformado en el año 2013; decreto que rige actualmente. 

La última de las reformas a la Ley Agraria sobre el uso y operación de las parcelas escolares se realizó el día  21 de marzo del año 2013. El dictamen de la comisión agraria declaró que en cada ejido la asamblea podrá resolver sobre el deslinde de las superficies que considere necesarias para el establecimiento de la parcela escolar, la que se destinará a la investigación, enseñanza y divulgación de prácticas agrícolas que permitan un uso más eficiente de los recursos humanos y materiales con que cuenta el ejido. El reglamento interno del ejido normará el uso de la parcela escolar.

El cien por ciento de los productos, utilidades líquidas e ingresos que genere la parcela se destinarán a través del comisariado a la rehabilitación, ampliación y conservación de la escuela rural de que se trate, así como a la adquisición de mobiliario y equipo escolar para los alumnos. 

El decreto actual establece que se deben rendir informes en asamblea cada año, sobre los usos y utilidades que se obtuvieron de cada una de las parcelas, pero dichos informes carecen de un seguimiento puntual de parte de las autoridades encargadas, en el caso de la región del Évora, lo que es preciso conocer, de tal manera que exista transparencia en el destino de los recursos. 

En esta nota: