Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guamuchil

Caducidad en vacunas contra influenza, posible factor de los problemas

En una de las recetas para el joven Víctor Garibaldi Castro indica que debe seguir el tratamiento por tres años, y si no hay avance, de por vida.

Avatar del

Por: Jasiel Camacho

Jóvenes afectados junto con sus madres y los documentos de las citas / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Jóvenes afectados junto con sus madres y los documentos de las citas / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Angostura, Sinaloa.- Citas en el Centro de Salud, Hospital General y en clínicas particulares, así han sido los últimos ocho meses para al menos cuatro de los 10 jóvenes que el Sipinna, Angostura, informó fueron afectados a partir de la vacuna contra la influenza. Mientras tanto, a decir de las madres de familia, el Issste después del 5 y 6 de marzo (cuando estaba el programa de las vacunas) no ha visitado de nueva cuenta la comunidad El Ébano, Angostura, mucho menos a ellos como afectados. 

En entrevista para EL DEBATE, los cuatro jóvenes que presentaron los síntomas primero en la comunidad, explicaron cómo y cuál ha sido el cambio de vida después  de haber recibido la vacuna contra la influenza. 

Coincidentemente los tres presentan cuadros de ataques epilépticos, dolor intenso de cabeza, así como la parte de la nuca. En estos momentos tres de los cuatro jóvenes han estado en citas en la capital del estado, tanto con psicólogos, psiquiatras, pediatras, neurólogos y demás. Todo el tratamiento debe ser costeado por la familia de los afectados, quienes en ocasiones no cuentan con el recurso para el pago de la consulta o el traslado hasta Culiacán.

“Desde el 5 de marzo tengo los problemas,  se me altera mucho la presión y tengo convulsiones, hemos estado viajando constantemente a checarme, la última vez que convulsioné fue el pasado 2 de noviembre”, mencionó Víctor Ernesto Garibaldi Castro.

Mientras tanto, Rosa Irene Liera Montoya, joven afectada, informó que constantemente está con dolor en el pecho del lado derecho, así como fatiga. Eusiel Abisai Liera Luna comentó que lo que está aconteciendo realmente le ha cambiado la vida, ahora ya no puede hacer deporte y por las convulsiones evita lo más posible salir a fiestas. 

Desafortunadamente el único tratamiento que han encontrado para el joven y que le ha estado dando resultados es extremadamente agresivo / Fotografía: Matías Rodríguez EL DEBATE

Finalmente Ángela Gabriela Salazar Payán comentó: “Me la llevo encerrada, de hecho he perdido amistades por la enfermedad”, explicó. Cabe mencionar que esta última jovencita está en terapia en la capital, debido a que en un par de ocasiones perdió el conocimiento.

Brenda Carolina Liera Luna, madre de Eusiel, comentó que cuando ocurrió lo del desmayo los médicos informaron que todo era porque su hijo iba pasado de droga, motivo por el cual nadie lo quería atender posteriormente. 

Las madres informaron que evidentemente, como era de esperarse, en cada una de las instituciones de Salud que dependen del gobierno han informado que no tiene nada qué ver la vacuna contra la influenza. Mientras, los médicos particulares han explicado que existe una alta probabilidad que estos síntomas sí sean por la vacuna, dando un par de explicaciones. 

La primera podría ser que la vacuna estaba caducada cuando el Issste llegó a la comunidad para aplicarlas, y la segunda es que no se encontraba lo suficientemente refrigerada como debe de estar.

Además dijeron que al menos un par de maestros de la telesecundaria quisieron apoyarlos, sin embargo, de palabras de las madres estos docentes fueron detenidos de parte de la Secretaría de Educación.

En esta nota: