Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Culiacán

Sinaloa puede detonar turismo a través de la caña

 Originario de las islas Canarias, España, Jorge Monterrey difunde en Sinaloa el proceso artesanal de la molienda

Por: Manuel Campaña Padilla

Sinaloa puede detonar turismo a través de la caña(Foto: El Debate)

Sinaloa puede detonar turismo a través de la caña | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- A través de la molienda de caña de azúcar y café de diferentes variedades, Jorge Monterrey, originario de las islas Canarias, España, busca difundir unas de las tradiciones que dieron identidad al estado de Sinaloa en épocas pasadas. 

El jugo extraído del proceso de la molienda se convierte en una bebida rica en nutrientes con un sabor refrescante llamada guarapo, la cual tiene como ingredientes hielo y hierbabuena al gusto.

Conocedor de la técnica de la siembra y el proceso de molienda de la caña de azúcar que se realiza en su tierra natal, principalmente para la obtención de ron, Jorge explicó que a su llegada al estado presenció la producción de los ingenios azucareros de Navolato, Costa Rica.

Jorge realiza una demostración del proceso de molienda de caña al público. Foto: El Debate

Pese al potencial que se puede aprovechar a partir de la explotación del cultivo de azúcar, el canario detalló que desafortunadamente en Sinaloa se dejó de apreciar las bondades del producto, que en sus años dorados sus diversos trapiches instalados en las zonas serranas, como Cosalá y Badiraguato, brindaron trabajo y autonomía al consumir toda la variedad de productos. 

Cada día se está perdiendo una de las tradiciones más bonitas del estado de Sinaloa, como ha sido el cultivo de azúcar

Oportunidad

El entusiasmo y pasión que tiene por el cultivo de la caña de azúcar despertó el interés por mostrar a las nuevas generaciones la tradición de la molienda a través de una pequeña carreta en la que procesa el producto en un molino creado por él mismo. Difunde lo que en el siglo pasado representaba el trapiche, el sitio de producción con el que contaban los pueblos.

Miel de caña, alfeñique (un dulce que tiene su origen del concentrado del jugo de caña), además del piloncillo, son algunos de los productos que se hacían en los trapiches, señaló. 

A través de la presentación en ferias por todo el estado, exposiciones de productos y alimentos y la verbena popular, son los espacios que Jorge aprovecha para difundir la tradición de la molienda de caña.

Junto a la carreta, siempre acompaña un molino de café, en el que también muestra a la gente el proceso artesanal que conlleva para que el grano se disfrute en el paladar de los amantes de esta rica bebida. 

Pese a que en el estado, debido a las altas temperaturas, el café se consume en menor medida, Jorge aseveró que para iniciar el día a primera hora deberá tomar la deliciosa bebida, ya que en su tierra natal el consumo es elevado a lo largo del día. 

Para el defensor de la caña de azúcar, Sinaloa tiene todo a su favor para hacer del cultivo de caña de azúcar un atractivo turístico que podría explotarse a través de un corredor o ruta para incentivar el flujo de visitantes a la región del valle y la sierra sinaloense.